28 de diciembre de 2015 09:12

Últimas esperanzas de despertar al robot Philae posado en un cometa

Tras posarse sobre el cometa 67/P, el robot Philae pudo mandar fotos y datos de la superficie del cuerpo, sin embargo, no recibe la suficiente energía como para transmitir más información. Foto. Archivo.

Tras posarse sobre el cometa 67/P, el robot Philae pudo mandar fotos y datos de la superficie del cuerpo, sin embargo, no recibe la suficiente energía como para transmitir más información. Foto. Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia AFP

Las esperanzas de despertar al robot Philae de la Agencia Espacial Europea (ESA) posado en el cometa 67P disminuyen a medida que pasa el tiempo, aunque los científicos creen haber percibido una débil señal el día de Navidad e indicaron que seguirán intentándolo hasta fines de enero.

“La probabilidad de establecer un contacto disminuye a medida que pasa el tiempo, pero no podemos decir que haya desaparecido por completo ” , dijo a la AFP Philippe Gaudon, jefe del proyecto Rosetta del Centro Nacional de estudios especiales de Toulouse (Francia) . “ Seguimos atentos a la escucha, hasta fines de enero ” , precisó.

Tras 10 años de viaje interplanetario a bordo de la sonda europea Rosetta, Philae se posó el 12 de noviembre de 2014 en la superficie del cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko.

En agosto pasado, el cuerpo celeste alcanzó su perihelio, es decir el punto más cercano al Sol de su órbita elíptica de 6,5 años, a una distancia de 186 millones de kilómetros del astro rey, antes de volver a alejarse.

Tras posarse en el cometa, Philae alcanzó en 2014 a transmitir fotos y datos desde la superficie del cuerpo celeste de unos 4 kilómetros de diámetro, antes de quedarse dormido sin energía. Pero volvió a despertar en junio y desde entonces se intenta mantener el contacto con él a través de la sonda Rosetta. El último contacto certero con el robot se produjo el 9 de julio y desde entonces ha permanecido sumido en preocupante silencio.

“El cometa se aleja del Sol y por lo tanto la energía que reciben los paneles solares de Philae disminuye” , explicó Philippe Gaudon.

“Hacemos cálculos de exposición al Sol pero sin conocer de manera precisa el relieve de rocas que rodean al robot y que pueden proyectar sombras sobre sus paneles solares, impidiendo la recarga” de baterías, explicó el experto.

Según esos cálculos, a partir de fines de enero la exposición solar se volverá demasiado escasa y la temperatura del aparato demasiado baja como para que vuelva a funcionar.

“Pero al mismo tiempo, la sonda Rosetta se está acercando a la superficie del cometa y podría mejorar sus posibilidades de contacto” , agregó. “ Incluso recibimos dos bips éstos últimos días, el primero la noche del 21 al 22 de diciembre, y el segundo el 25 ” , indicó Philippe Gaudon. “ Pero no estamos 100% seguros de que haya sido un mensaje de Philae ” .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)