25 de junio de 2017 18:00

29 millones de personas en el mundo padecen trastornos por el consumo de drogas

El recorrido, que agrupó a bandas y delegaciones estudiantiles, tuvo por objetivo promulgar el Día Internacional de lucha contra el consumo indebido y el tráfico ilícito de drogas, que se recuerda el próximo lunes 26 de junio de 2017.

El recorrido, que agrupó a bandas y delegaciones estudiantiles, tuvo por objetivo promulgar el Día Internacional de lucha contra el consumo indebido y el tráfico ilícito de drogas, que se recuerda el próximo lunes 26 de junio de 2017. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

Las drogas matan entre 20 y 25 personas por día. Ithel Idrovo no duda en dar esa cifra porque durante los últimos 20 años ha vivido de cerca las dramáticas historias de quienes intentan abandonar su adicción.

“Las drogas asesinan y hay muchas familias sufriendo a causa de su consumo en el país. El mensaje es claro para la juventud: las drogas hacen mucho daño. Y para las autoridades: es necesario crear más centros de tratamiento de manera urgente”.

Idrovo es presidente de la Fundación Salva tu Vida y asegura que a través de este grupo ha rescatado a más de 5 000 jóvenes. Con el mensaje de prevención dice que ha llegado a otros miles.
La mañana de este domingo 25 de junio del 2017, algunos de los chicos que asisten a la fundación caminaron a lo largo de la avenida Simón Bolívar, en el centro de Guayaquil. ‘Ecuador libre de drogas’ se podía leer en sus camisetas y en las que sus familiares usaron para unirse a la caminata.

El recorrido, que agrupó a bandas y delegaciones estudiantiles, tuvo por objetivo promulgar el Día Internacional de lucha contra el consumo indebido y el tráfico ilícito de drogas, que se recuerda el próximo lunes 26 de junio de 2017.

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) estableció este día. En su Informe Mundial sobre las Drogas, el organismo calcula que 1 de cada 20 adultos en el mundo (unas 250 millones de personas, de entre 15 y 64 años) consumieron por lo menos una droga en 2014. La cifra es equivalente a la población de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido juntos, y la cifra no parece disminuir, al menos no hasta el 2016.

Si los números no son del todo alarmantes, de ese total, 29 millones sobreviven con trastornos relacionados con el consumo de estupefacientes. Y apenas una de cada seis recibió algún tratamiento.

Julio permitió que el alcohol, la marihuana, la base de cocaína y la heroína le quitaran algunos de sus 28 años de vida. “Tomé conciencia cuando vi que todas las puertas se habían cerrado”, recuerda. Ahora tiene un año y cinco meses bajo terapia y aún no se da por ganador. “Cada día es una lucha”, confiesa.

Para Idrovo es necesario trabajar en políticas de prevención y tratamiento. Entre sus sugerencias está incluir programas preventivos dentro del currículo de escuelas y colegios. Y que se habiliten más centros gratuitos de atención de adicciones.

Esta mañana también se elevó un pedido en carteles. ‘Que se elimine la tabla de consumo de drogas’ se podía leer en algunos afiches. “Esa fue la oferta que hicieron en la campaña electoral. Es importantísimo derogar esa tabla, que fue un disparo para el consumo de sustancias en los jóvenes”, dice Idrovo.

La asambleísta Mayra Montaño, del PSC-Madera de Guerrero, se unió a la marcha e informó que planifican pedir la eliminación de la tabla, que entró en vigencia en 2013. “Por esa tabla tenemos en las calles a niños de 5 y 10 años, adolescentes destruyendo sus vidas… Vamos a pedir que se elimine por completo, abrir más centros de rehabilitación gratuitos y avanzar en la reinserción social”.

Los casos en menores son reales. En Guayaquil, centros como el Instituto de Neurociencias de la Junta de Beneficencia han atendido emergencias en niños de menos de 10 años de edad. Los casos más frecuentes son por consumo de H, con secuelas que van desde complicaciones respiratorias hasta problemas neurológicos.

En el 2016 la ONU enfocó su campaña en los niños. Bajo el lema ‘Escucha primero’ se intentó detectar casos de vulnerabilidad en menores, como exposición a pobreza extrema y violencia, sin una crianza cálida que les sirva de apoyo o en contacto con pares que también corren riesgos.

“De estos, al menos uno de cada 10 sufrirá las consecuencias a largo plazo en su salud física y mental. Cuanto antes comiencen los niños a probar drogas, será mayor la probabilidad de que desarrollen drogodependencia más tarde en sus vidas”, recopila un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés).

Entre 12 y 19 años se concentra la mayor cantidad de pacientes del Ministerio de Salud en Guayaquil, Durán y Samborondón. Solo en lo que va del año, los centros de salud han atendido a 1 370 personas con adicciones, en gran parte adolescentes.

Josué cursaba el colegio cuando comenzó a experimentar con estupefacientes. “Hay que pedir ayuda, hay que reconocer que todas las drogas son destructivas. La adicción es una enfermedad progresiva y mortal”, dice el joven esta mañana durante la marcha. Ahora tiene 20 años y lleva uno limpio, en tratamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)