29 de October de 2012 10:50

Consultorio Médico: Destruir a los callos sí es posible

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 8

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Kruskaya Paredes, fisioterapista y docente del Instituto Tecnológico Superior Los Andes (Ilades), respondió las inquietudes enviadas por nuestros lectores sobre los callos.

¿Qué son los callos?

Los callos o hiperqueratosis, como médicamente se conoce, es la acumulación de queratina en ciertos sitios, como un mecanismo de defensa de la piel. Esto sucede principalmente en aquellos lugares expuestos a fricciones o grandes descargas de peso. Los pies  suelen ser los más afectados.

Aunque los callos intentan proteger las zonas internas de la piel, estéticamente representa un problema para algunas personas. Fisioterapéuticamente, se dice que estas formaciones callosas en los pies responden a deformaciones o a malos mecanismos de marcha (caminata). También puede ocurrir cuando una persona tiene pie plano, cavo o juanetes.

¿Cuál es la diferencia entre los callos y juanetes?

A diferencia del callo, el juanete es la deformación de la base del dedo gordo del pie. Esto, por lo general, se da por el uso de zapatos que presionan en esta zona. Obviamente cuando una persona tiene juanete, este empieza a rozar mucho con el calzado sino es el adecuado. Entonces la piel empieza  a crecer y se forma un callo encima del juanete.

A parte de la cuestión estética, ¿qué otras complicaciones trae la formación de juanetes o callos en los pies?

En el caso de los juanetes, la deformación de la articulación provoca muchísimo dolor, inflamación y enrojecimiento. La principal consecuencia, es tener dificultades para caminar.  Respecto a los callos, cuando se asienta mal el pie, esta formación sigue creciendo,  se vuelve más gruesa y puede provocar dolor o trastornos de la piel.

Cambiar de calzado, ¿es la solución para los callos?

Depende. Lo primero en un tratamiento para combatir los callos es realizar un cambio de zapatos y de plantillas (recomendadas por un especialista). Luego se recurre a terapias que se pueden hacer en casa. Sin embargo, cuando existe un callo que está hace mucho tiempo, es necesario visitar a un traumatólogo o podólogo. Muchas veces ellos deciden cortar el exceso de piel y, cada cierto tiempo, repetir el mismo proceso para evitar que vuelva a crecer. El tratamiento puede apoyarse con un fisioterapista que enviará ejercicios para mejorar la circulación en los pies o para corregir la postura.

Lo que sí se recomienda, en cualquiera de los casos, es evitar el uso de calzado puntiagudo, porque este tipo  de zapato ejerce mucha presión.

¿Cuándo es necesario consultar a un especialista?

Cuando se trata de una deformación en el pie o cuando hay un juanete.

¿Es posible desparecer completamente los callos?

Sí es posible. En la actualidad existen muchas opciones para el cuidado de los pies y para corregir estos problemas.

¿Qué tratamientos se  pueden realizar en casa para desaparecer los callos?

Si se trata de callos grandes o por deformaciones es fundamental consultar a un especialista primero. Dentro del área fisioterapéutica se pueden realizar ejercicios para mejorar la circulación, la marcha y la postura.

En relación a las terapias naturales, también existen múltiples opciones:

Hidroterapia. Hacer baños de pie, alternando entre agua caliente y fría. Esto mejora la circulación. Se pueden adicionar plantas para la inflamación como la manzanilla o la menta. La utilización de la sal en grano y el vinagre sirve para ablandar los callos.

Aromaterapia. Consiste en el uso de aceites esenciales. Para la piel se recomienda la caléndula, la manzanilla y la menta. Estas se pueden mezclar con un aceite vegetal y esa mezcla se debe aplicar todos los días en la zona afectada, para humectarla. El resultado será el ablandamiento del callo y la facilidad para limarlo.

La arcilla también es un elemento muy utilizado por ser un exfoliante. Si se mezcla una cucharadita de arcilla con aceite de jojoba, se obtiene una pastita, con la que se puede fregar la parte callosa. Se deja reposar por 15 minutos, se retira y luego se lima el callo.

Con el ajo, la cebolla y el tomate también se pueden hacer cremas para el tratamiento de los callos. Sin embargo, muchas personas prefieren evitar estos elementos por el olor.

¿Qué es lo que no se debe hacer en caso de la aparición de  callos?

Lo que no se debe hacer cuando se tiene callos es cortarlos uno mismo. Siempre se debe recurrir a un profesional que emplee las herramientas adecuadas y previamente esterilizadas. Hay personas que se cortan con cualquier cuchilla  y corren el riesgo de sufrir inflamaciones.

No es recomendable comprar plantillas por cuenta propia. Es mejor si existe una asesoría profesional respecto al tema,

Si una persona es diabética o tiene problemas de circulación debe tener mucho cuidado por los inconvenientes con la cicatrización.

Nunca debe automedicarse o comprar químicos que puedan dañar la piel. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (5)