Spar fusiona el comercio con la última tecnología

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir

La prevalencia de los económicos por sobre otros determinantes que diseñan un supermercado han hecho que estas edificaciones sean muy funcionales, pero monótonas, frías, predecibles y amorfas.

El estudio húngaro LAB5 Architecs decidió romper esos moldes y dar vida a un supermercado donde la arquitectura y el diseño industrial son igual de protagonistas que los víveres, los licores o la ropa.

Se trata del supermercado de la firma SPAR, 2 000 m² de vanguardia y novedad en el centro comercial MOM Park, emplazado en uno de los barrios ricos de Budapest, Hungría.

Según el portal www.dexigner.com, la palabra holandesa spar, que significa bosque de pinos, dio la idea de utilizar materiales 'similares' a la madera en los techos, las bodegas y otros equipamientos.

También ayudó a crear un ambiente más acogedor a pesar del aspecto industrial de la mayoría de los elementos. El diseño de LBS, cuenta el portal chileno, tomó como referente a tres tipos de clientes: el que realiza compras muy rápidamente; quien ya llega con la 'lista' en la mano pero se demora escogiendo lo que más le gusta; y aquel que tiene todo el tiempo libre para caminar sin prisas admirando y evaluando cada prenda, alimento o licor.

Por esa razón, los proyectistas (Linda Erdélyi, András Dobos, Balázs Korényi, Virág Anna Gaspar) diseñaron una "ruta corta" para la compra diaria rápida o de aquellos que corren al cine, y una "ruta larga", pensada para los compradores de fin de semana.

Estas dos rutas marcadas y, en general, toda la distribución interna de la tienda tuvo un condicionante de diseño: el diseño del techo.

Este es el verdadero protagonista y delinea los diversos volúmenes del almacén. Debido al uso diferente, hay dos zonas en las que la parte óptica del techo se convierte en una forma 3D que fluye hacia el terreno. En los productos de panadería, los sentimientos cálidos se fortalecen. En la sección de vinos, las láminas del techo continúan hasta el suelo para formar un espacio de una bodega, la que indica en este punto la calidad y la cultura del producto.

L os estantes y mostradores forman, en cambio, islas redondeadas juntas, tal como si estuvieran de pie en un mercado de corte actual.

Un tipo de acrílico, el Corian de Dupont, fue elegido para el acabado de todos los muebles redondeados, que tenían que ser de color blanco, brillante, limpio, durable y apoyar el efecto de "fluido", explica Linda Erdélyi, una de las directoras del diseño.

"Debido a las muchas especificaciones contradictorias, no podíamos aplicar concreto para el piso como lo habíamos planeado. Sin embargo, la solución de un solo color de mosaico gris quedó perfecta para resaltar el lugar".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)