20 de junio de 2014 13:40

En el nuevo estilo arquitectónico, la puerta principal es más estética

En los nuevos diseños se utilizan los pivotes que lucen más con el estilo minimalista.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Giovanni Astudillo Editor 
gastudillo@elcomercio.com

Las puertas principales de las viviendas o departamentos para los extractos sociales medio-alto y alto se convirtieron en verdaderas obras de arte. No solo por su diseño, decoración y uso de materiales, sino también por su magnitud.

En la arquitectura contemporánea ganaron protagonismo para brindar una mayor presencia a la fachada de los inmuebles y guardar armonía con el interior. Así señala Pablo Monsalve, de la empresa cuencana Mahavkaiv.

Según él, en las puertas para las viviendas de un estilo moderno se utiliza acero inoxidable o hierro y sus terminados son más lineales. Marca esa diferencia con el tradicional, en el cual predominan la madera, los tallados o la forja. “Pero ambos tienen demanda”.

El diseño y fabricación de sus puertas dura cerca de 60 días porque hay un intercambio de ideas con los clientes. Son obras de arte porque no son producidas en serie, sino personalizadas para cada cliente dependiendo de las características de la estructura.

Otro factor que se considera es la protección de la humedad y luminosidad que tendrá la puerta. Para Monsalve, existen ocasiones en las que la madera no es el mejor elemento por las condiciones climáticas y se trabaja en metal para que tenga una vida útil prolongada.

La empresa Mahavkaiv fabrica estos elementos en grandes dimensiones y espesores y en formatos poco convencionales. Tienen un espesor de 10 centímetros y con pesos de hasta 600 libras con ejes pivotantes y rodamientos.

“Son puertas monumentales para casas grandes para un segmento socioeconómico medio alto y alto”, dice Monsalve. El tamaño más pequeño que él ha fabricado es de 2,40 metros de alto por 1,40 de ancho y la más grande tiene siete metros de alto por 2,80 metros de ancho.

Los costos oscilan entre los USD 5 000 y los 20 000. La mayoría de sus pedidos proviene de Quito y Guayaquil y tiene algunas obras en la capital azuaya. “Combinamos muchos materiales como el cuero, cofre, hierro, acero inoxidable... y la tonalidad mate está de moda”, dice Monsalve.

Hay creaciones con incrustaciones de bambú, pambil... También se colocan puntos de luz cálida para destacar la decoración de la puerta.

El empresario cuencano Felipe Montesinos, gerente de la fábrica de muebles Arquiprod, coincide en que los clientes se preocupan más por el diseño de las puertas principales, aunque también de las habitaciones y los baños.

Según él, la mayoría prefiere los diseños lisos porque predomina la tendencia minimalista y tienen detalles muy sutiles para brindar una mayor personalidad a la fachada o ingreso de los departamentos.

Puede ser una línea horizontal o vertical y el uso de algún elemento como vidrio, acero inoxidable, entre otros.

En la fábrica de muebles Arquiprod se elaboran puertas con madera sólida y en su interior polietileno, que tiene doble función. Montesinos señala que ese elemento brinda beneficios térmicos y acústicos.

En la actualidad, se utilizan pivotes (ejes sobre los que gira la puerta) en lugar de las tradicionales bisagras. Según Montesinos, este cambio genera un efecto agradable a la vista, una mayor duración y guarda armonía con el estilo contemporáneo o minimalista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)