19 de August de 2011 15:14

Psári es fresco, elegante y sobrio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En una casa de 60 años se ha instalado Psári, palabra griega que en español significa pez. Así se llama este restaurante ubicado en la Suiza y República de El Salvador, cuyo estilo ecléctico se evidencia en su diseño y decoración.

La combinación de elementos antiguos y modernos, con toques minimalistas, es la característica de este lugar.

El espacio está vestido con colores de tonos tierra que se combinan en paredes, muebles, accesorios, suelos y se pintan en los diferentes ambientes. La creación de estos está definida a partir del uso de luces, texturas, muebles y accesorios como papel tapiz, plantas y lámparas, que marcan espacios definidos y acogedores.

En el café-lounge, un área con tres pequeñas salas con sillones beige, mesas de madera lisa y una chimenea, resalta un papel tapiz francés que combina con el piso de madera, que guarda el secreto de los 60 años que tiene la casa. Estos elementos dan un ambiente de relajación, al mismo tiempo que la chimenea contribuye a la intimidad del espacio.

En la zona del restaurante, el área más grande de la casa, predominan la sencillez y la elegancia. El piso, hecho de linóleo, da una sensación de calidez. Las sillas, de una sola pieza con asiento y espaldar de color beige, dan un toque de modernidad al espacio. Estas están en armonía con las mesas de madera lisa. Este acabado da elegancia, ya que no es necesario el uso de manteles.

Un mueble de madera, con floreros cilíndricos llenos de agua con plantas en tonos naranja y verde, dan un respiro a la continuidad de mesas. Este detalle dota al lugar de sensaciones de frescura y vitalidad, alegra los rincones y proporciona momentos de bienestar y elegancia.

Otro de los ambientes es un privado para 10 personas, que tiene muy cerca la cava. En este espacio. el juego de luces LED resalta los accesorios que se necesitan para destapar una botella de vino. El piso de madera de la cava, así como el del área del lounge, tienen 60 años y son originales.

El jardín es otro de los ambientes que hay en Psári. Decorado con sencillez, así como el resto del restaurante, tiene un par de mesas de madera acompañadas por dos lámparas. El sitio está rodeado por bambú, que le da un toque oriental al sitio.

El concepto de sencillez y calidez se lo puede apreciar en cada rincón de Psári.

El juego entre la elección de los colores de la pared, los accesorios, las imágenes y los muebles son la clave perfecta para generar un ambiente de amplitud en los espacios, cuya característica radica en la ausencia de columnas. Es por esta particularidad que la comunicación entre los ambientes se da de forma natural.

El juego de luces es un factor básico en la decoración de Psári. El buen equilibrio entre tipo y cantidad de luz que recibe el espacio, permite transformar el modo en que este se percibe. Realza y atenúa, a la vez, efectos decorativos e intensifica el valor de los muebles y los objetos.

Una abertura en la pared de la zona del restaurante, permite que la luz natural ingrese al lugar, creando un espacio claro, acogedor y moderno.

La sencillez, como parte de la decoración minimalista, se refleja en los pocos cuadros y pinturas que cuelgan en las diferentes paredes, así como en los escasos accesorios que se han colocado alrededor de toda el área. Es un espacio limpio y sencillo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)