30 de mayo de 2014 16:55

Pisos de PVC que parecen flotantes o porcelanatos de máxima calidad

Pisos de PVC que parecen flotantes o porcelanatos de máxima calidad.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 4

La tecnología es la mejor aliada de la decoración actual. Las multinacionales diseñan sin descanso productos que sirven para mejorar el hábitat.

En cuestión de pisos el desarrollo ha seguido ese derrotero. A los tradicionales de madera maciza, cerámica y baldosa de cemento, que tienen un origen muy antiguo, se sumaron otros innovadores que son una alternativa por su desarrollo tecnológico, calidad de acabados, durabilidad y precios.


No bien aparecieron los pisos flotantes salieron al mercado los ‘pisos estructurales o de ingeniería’, que son una sumatoria de tres capas de madera unidas de forma alternada.

Los porcelanatos, en cambio, se adueñaron de baños y cocinas.
La última tendencia, paradójicamente, llega de la mano de un producto que se descubrió en 1935 y ha utilizado mucho desde entonces: el vinilo PVC.


La novedad es que los diseños actuales son unos ‘clones’ de pisos flotantes y porcelanatos, explica Martín Almirati, de Kevó, que ofrece pisos, tabletas tipo porcelanatos (Leven PVC), barrederas y paneles para cielos rasos.
Los pisos vienen en listones de 94 x 16 cm y en piezas de 46 x 46 cm (tipo cerámica). Las barrederas miden 250 x 10 cm.

El espesor es de 4 mm.
Según Almirati, estos pisos son antialérgicos, resistentes al agua y muy durables. Son flexibles y no se rompen con facilidad. Y pueden durar hasta 30 años en los hogares y 12 expuestos al alto tránsito.

Obviamente, son más económicos que flotantes o de ingeniería.
Estos pisos se pueden colocar sobre cualquier superficie, incluidas las de losas de hormigón bien niveladas.


Otra variación innovadora son los pisos laminados de fibra de vidrio con base de PVC que comercializa Massinni. Vienen en formatos de 120 cm de largo por 22 de ancho y con un espesor de 4,2 mm.


Como afirma Patricia Jarrín, de Massinni, son productos 100% resistentes al agua; tienen alta resistencia al rayado, la abrasión y los impactos; resisten muy bien al fuego y las altas temperaturas y su mantenimiento es sencillo. También son una buena inversión.

Otra característica es su fácil instalación. Se la realiza mediante el sistema ‘click’ , que permite instalarlo sobre cualquier superficie, excepto alfombra. La garantía de Massinni es de 20 años para uso

residencial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)