Una nueva arquitectura hospitalaria

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Víctor Vizuete E.  
Editor
vvizuete@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La existencia de los laberintos en el Hospital del IESS Teodoro Maldonado, por donde desaparecían los medicamentos que eran para los afiliados, tiene más connotaciones que el supuesto robo y la probable mala práctica de la salud pública.

Una de ellas es la comprobación de la vetustez y la obsolescencia de los edificios donde funcionan muchos hospitales, tanto públicos como privados.


Hay más. Varias así llamadas ‘clínicas especializadas’ no atienden sino en antiguos edificios adaptados al apuro a la función de casas de salud.

Ya se puede colegir lo que puede suceder -y ha ocurrido- en dormitorios u oficinas transformados en quirófanos o salas de terapia intensiva.


En consecuencia, la atención hospitalaria nacional actual tiene altas deficiencias en funcionalidad, equipamiento y atención idónea.

Con las pocas excepciones que son conocidas. 
La nueva arquitectura hospitalaria mundial ha desechado la creación de esos monótonos y grises bloques de hormigón y vidrio por otras edificaciones de diseño más libre, llenas de colores y equipamientos actuales, que ayuden a la recuperación de los pacientes y no a deprimirles más, como pasa actualmente.


Ahora, los hospitales hasta poseen extensas salas de juegos, ambientes para meditación y de ejercicio grupal, cafeterías...
¿Ejemplos? El Children’s Hospital, en Los Ángeles, Estados Unidos; el Moorfields International Children’s Eye Hospital de Londres, Reino Unido; el Martini Hospital, de los Países Bajos...


Las previsiones estatales hablan de la construcción de 60 nuevos centros de salud en los próximos cuatro años. Esperemos que respondan a los parámetros actuales. Incluida la tecnología más actual, desde luego.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)