Mobiliario con un pie en el pasado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir

Las casas, departamentos o suites son los lugares ideales para desplegar mobiliario moderno, clásico, campestre o inspirado en épocas pasadas. Esta fusión estilística permite mezclar tendencias. Todo eso pensado para tener espacios eclécticos donde primen la decoración, la funcionalidad y la originalidad.

Sofás, comedores, mesas de apoyo, taburetes, sillas y accesorios decorativos son opciones que visten los diversos ambientes y estancias.

Los diseños más recientes presentan acabados labrados, detallistas e irrepetibles. Estos proporcionan texturas modernas y versátiles. En Zientte by Dejavú se encuentra una amplia gama de opciones.

Las mesas de comedor, los aparadores, los vestíbulos o esquinas sobresalen con piezas de autores famosos, especialmente mexicanos.

La variedad en las propuestas satisface todo tipo de ambientes, gustos y presupuestos. Una mesa de líneas rectas, modernas, contemporáneas para ocho personas cuesta USD 2 600. Esta se puede complementar con una lámpara de pie, gris, con decoración de época, cuyo valor es USD 500.

Los juegos de sala combinan diseños, no solo de las piezas, sino también de tapices.

Un sillón gris, con un tapiz envejecido, en forma de L cuesta USD 2 375. Este mueble se complementa con una alfombra de pelo corto en colores vivos en degradé con un costo de USD 1 800.

Natacha Vivar, de Zientte, comenta que el fuerte de este espacio es presentar piezas únicas, que calcen en ambientes donde se busque lograr un matiz de tendencias.

Las colecciones varían de acuerdo con el autor. Los colores tierra predominan, estos se matizan con piezas de tonos fuertes brindando una mezcla de elementos urbanos.

Un juego de mesas hechas de los sobrantes de los durmientes del tren se une de manera circular, como un paraguas, para crear una mesa única.

Otros complementos que llama mucho la atención son unos pufs hechos de tiendas de campañas de algunas guerras pasadas que complementan diversos espacios. Las telas, tapices o materiales reciclados están en boga.

Las esquinas o rincones se pueden mejorar con baúles, mesas pequeñas, poltronas o piezas decorativas de gran tamaño. Una mesa auxiliar en madera, con patas metálicas, tiene un costo de USD 594.

Mientras que una poltrona con tapiz de los años 50 tiene un costo de USD 779. Además, en la diversidad de estilos se pueden conseguir ambientes únicos e irrepetibles.

Las piezas de diseñadores, pintores o escultores famosos también se encuentran inspiradas en épocas, eventos o elementos pasados. Un rostro grande, café oscuro, tiene un costo de USD 359. Este se puede combinar con una mesa moderna, grande, blanca, reciclada, con un valor de USD 6 000... A esta se le puede colocar un plato decorativo que tiene un precio de USD 287. Y una poltrona con tapiz moderno que vale USD 779.

Otro local que fusiona tendencias modernas, campestres con toques clásicos es Eclécktica, ubicado en el C.C Plaza del Rancho. Allí se ofertan piezas de su dueña y autora, Marielena Molina. Una mesa elaborada con un resto del tronco de un árbol viejo de roble, al cual se le dio vida con laca natural y una base metálica, se lo vende en USD 650. Mientras que un florero, hecho con restos de vidrio de varios colores, tiene un costo de USD 125.

Los sofás de grandes dimensiones pueden ser complementados con cojines. Estos están forrados con telas sobrantes de creaciones pasadas.

Molina comenta que estos pueden ser elaborados según el gusto y presupuesto del cliente. Un cojín mediano rojo con amarillo tiene un valor de USD 45.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)