Una iluminación correcta refuerza a la decoración

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Giovanni Astudillo. Editor

La iluminación es un elemento fundamental de la decoración del hogar. Lo importante es saber dónde, qué tonalidad de luz utilizar o si es más conveniente una lámpara, un dicroico (luz en una sola dirección) o que el foco no sea visible en el cielo raso.

La tecnología actual ofrece una infinidad de opciones para mejorar la imagen de la casa o departamento y ahorrar energía, a la vez. Según el director de Marketing y Ventas del Grupo CME (Cuenca), Marcelo Calderón, a través de una aplicación de un smartphone o un botón se puede regular la intensidad de la luminosidad de los focos en los diferentes ambientes.

Se puede programar el sistema como modo-fiesta o modo-cine, porque para una reunión social se necesita mayor luminosidad que para ver una película o cuando hay pocas personas en casa. También se pueden prender o apagar a una determinada hora.

Él, en sus asesorías, recomienda utilizar una luz cálida porque ofrece un ambiente acogedor frente a una tonalidad blanca. Aconseja usar dicroicos para resaltar objetos específicos o una lámpara en un desayunador.

La oferta también incluye tiras de luz LED y, para quienes les gusta un estilo minimalista, se pueden ocultar focos dentro del cielo raso. En los dormitorios, la iluminación podrá ir detrás de las camas, lo que da un toque de intimidad.

Augusto Samaniego, de A&D Arquitectura y Diseño, dice que el diseño arquitectónico considera cada vez más la iluminación para resaltar las texturas de las paredes y otros elementos. Él también es partidario de utilizar la luz blanca y combinarla con la cálida, porque la primera ofrece un panorama amplio de la habitación y la otra sirve para resaltar cosas puntuales.

En el caso de las cocinas, señala Samaniego, se debe utilizar una luz indirecta para los lugares de trabajo como el lavaplatos, microondas, hornillas… “Hay que tener en cuenta la alineación de las lámparas o los focos y la distancia entre ellos para ofrecer un mejor servicio y ganar estética”.

Se pueden, asimismo, habilitar sensores de ocupación en lugares de movimiento. Según Calderón, con ello se optimiza el uso de la luz porque la persona podrá estar quieta y no quedar a oscuras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)