Construir

Un 'crack’ en canales para aguas lluvia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
24 de June de 2011 11:03

Cuando llueve, los techos inclinados se convierten en una resbaladera para el agua. Las fachadas de las construcciones son las más afectadas por los efectos que causa la humedad.

Milton Sanguano es un experto en el tema de las soluciones para este tipo de problemas. Los canales y bajantes de agua lluvia fueron diseñados para el fácil desalojo del líquido, dice. Pero también para evitar el deterioro de las superficies externas.

Los canales se ubican en forma horizontal y los bajantes son tubos verticales conectados con pitones a los canales. El mercado ofrece dos tipos de productos: canales y canalones. Los primeros se utilizan en residencias y casas. Y los canalones para industrias o viviendas más grandes.

El especialista explica que los de tipo residencial están elaborados con aluminio. Este canal es prepintado. Para ello, se emplea pintura de poliéster de alta resistencia y, además, protegida con polietileno desprendible cuando se entrega. Los productos de galvalume son canales y bajantes con precio más conveniente. Según Pozo, están diseñados para toda clase de vivienda. La misma condición del material permite prevenir la oxidación. Otro material que se emplea para fabricar bajantes y canales es el tool galvanizado. “El elemento tiene buena resistencia y puede durar entre 15 y 20 años. Su cualidad de galvanizado soporta problemas de corrosión”.

Los accesorios para el montaje del sistema de desalojo de agua lluvia son: sujetadores del canal, sujetadores, pitones, codos, ganchos, tapas y esquineros.

El experto considera que la instalación del producto garantiza su buen funcionamiento. Hay que precisar el número de bajantes que se van a ubicar. “A mayor cantidad que se instale, el desalojo será más rápido”, añade.

Para el diseño de canales y bajantes, explica Sanguano, se toma en cuenta el área, la pendiente del techo y la cantidad de lluvia que cae en el lugar.

El canal de aluminio blanco tiene variedad de precios que va desde los USD 13,69 mientras que el bajante puede costar desde los USD 13,43. Estos costos van de acuerdo al material que emplee la empresa en la fabricación de los productos.

Los canales de hierro galvaluminizado tiene precios entre los USD 9,82 y los USD 13,09, en tanto que los bajantes del mismo material varían sus costos entre USD 9,43 y USD 12,57.

Los accesorios complementarios para la instalación de los canales y bajantes a excepción de los codos de galvalume que cuestan USD 2,25 tienen un precio de USD 0,88, cada uno.

Tanto los bajantes como los canales tienen dos extensiones: tres y cuatro metros de longitud. Los espesores y diámetros varían. Ahora también se comercializan en tonos blanco o celeste y en el tradicional metalizado.

En cuanto al diseño, el pecho de paloma es uno de los modelos más comunes de los canales. Este brinda decoración como parte de la fachada.

Para mantenerlos en buen estado, indica Sanguano, “es necesario limpiarlos mensualmente para retirar hojas, ramas y otros residuos”. Para mayor información llame al 233 0567.