27 de junio de 2014 16:42

Las cortinas de baño diseñadas para permitir un 'duchazo'  total

fotos. cortesía metalcons, dekorando, metalmachine y aluminio y vidrio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 14
Contento 1
Redacción Construir 
(I)

Las clásicas cortinas de baño quedaron para viejas memorias. Ahora, las nuevas cortinas de baño elaboradas en vidrio templado y con herrajes de acero inoxidable importados son las que marcan tendencia.

El vidrio es un material muy durable, no se raya con la limpieza ni tampoco se deteriora con los años, explica Alexandra Vargas, de Metalcons.

Hay modelos que se importan pero otros se fabrican en el país. En el mercado se presentan básicamente tres tipos de puertas de vidrio para bañeras: las corredizas, las abatibles o batientes y las de tarjetas de vidrio fijas, asevera Vargas.

Las primeras tienen como eje o perfilería un llamativo marco de metal plata, explica Vanessa Albán, de Metalmachine. Este modelo puede ser de una, dos o hasta tres puertas. Para abrirlas únicamente se las mueve de izquierda a derecha o viceversa. También hay modelos corredizos que no usan perfilería, sino un sistema de herrajes especial.

También hay marcos en blanco aluminio, madera y bronce, explica Pedro Chunchir, del taller Aluminio y Vidrio.

Las abatibles, en cambio, pueden tener placas fijas de vidrio según la forma de la ducha, pero para abrirlas se las tiene que halar como cualquier puerta. La tendencia es sostener estas puertas mediante herrajes importados de acero inoxidable que no se corroen ni oxidan.

Las de tarjeta fija son placas de vidrio templado que se fijan a una estructura (aluminio, acero inoxidable) con sujetadores y no se mueven.

Los tres sistemas brindan seguridad en caso de que ocurra algún accidente ya que el vidrio templado que se utiliza tiene, mínimo, seis milímetros de espesor y es templado; es decir, es muy resistente y se granula en caso de rotura (no se rompe en fragmentos de filos cortantes).

Si de ahorrar espacio se trata, asevera Albán, las puertas abatibles son las más aconsejables, sobre todo las de tipo acordeón, en el que se juntan las placas de vidrio a un lado de la tina para abrirlas. En este modelo también pueden presentarse dos tarjetas fijas y una abatible, o dos del mismo tipo.

Las formas dependen de la imaginación y el diseño que la habitación permita, dice Chunchir: van desde las rectangulares y cuadradas, hasta curvas u ovaladas. El vidrio puede recibir varios tratamientos como biselados, arenados, diseños en alto y bajorrelieve… El templado del vidrio lo realizan empresas especializadas como Fairis, Vitrum o Vertikal.

Los modelos varían según el tamaño de la tina o ducha de baño y, por supuesto, del gusto del usuario. Sin embargo, explica Chunchir, las tamaño estándar miden 1,50 metros de largo por 1,70 de altura.

Los fabricantes manejan tiempos de entrega que varían entre ocho y 15 días, dependiendo de la cantidad y la complejidad de la obra. Los precios varían según el fabricante, el sistema empleado, el grosor del vidrio utilizado, el diseño de las puertas, el tipo de herrajes…

En el mercado capitalino hay una buena cantidad de fabricantes de este tipo de equipamientos. A los consultados se suman Arcal, Dekorando, Héctor Vargas…

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)