7 de julio de 2016 00:00

En el país existen cinco lugares para avistar al cóndor libre

En Ecuador se ha podido avistar a estas aves desde los 1 800 m. de altura hasta los  5 000 m en los páramos. Hoy se realizan actividades sobre el cuidado de la especie.

En Ecuador se ha podido avistar a estas aves desde los 1 800 m. de altura hasta los 5 000 m en los páramos. Hoy se realizan actividades sobre el cuidado de la especie. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Redacción Tendencias
(I)

Ecuador festeja este 7 de julio de 2016, el Día Nacional del Cóndor Andino. Para celebrar la fecha de un ícono del país, quienes quieran observar a esta ave emblemática pueden visitar lugares donde es frecuente verla en pleno vuelo.

Para poder avistar cóndores no se necesita más que buena suerte, unos binoculares y salir a los páramos. Según Sebastián Kohn, quien apoya al Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino, esta ave puede habitar en cualquier páramo del país. Sin embargo, hay lugares más fáciles de encontrarlos como, por ejemplo, en la Reserva Ecológica Antisana, en la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas (Nabón), en la Comunidad de Zuleta o en el Parque Nacional Cajas.

“Los lugares donde habitan se caracterizan por ser bastante abiertos. No están en zonas de bosque , porque es difícil acceder a comida. Necesitan peñones para poder dormir y reproducirse”, dice Kohn.

Max Araujo, especialista en cóndores, explica que las hembras suelen poner sus huevos en sitios rocosos, empinados y de difícil acceso para proteger a las crías. Además, el lugar donde coloca el huevo debe tener arena.

A la hora de buscar un cóndor, se lo puede confundir con otras aves tal como el gallinazo. Ambas especies tienen características muy diferentes pero difíciles de identificar cuando están volando.

Las dos aves son carroñeras, es decir, se alimentan de animales muertos. El cóndor, sin embargo, es una de las aves más grandes del mundo (3 metros) y, por lo tanto, mucho más grande que un gallinazo. Además, cuando son adultos presentan algunas plumas blancas en la parte superior de sus alas, mientras que los gallinazos tienen todo el plumaje negro. Asimismo, el cóndor adulto tiene un collar hecho de plumas blancas y los machos poseen una cresta inconfundible.

Araujo asegura que se puede observar un cóndor volando a más de 500 metros. Las plumas primarias del cóndor dibujan cinco dedos gigantes negros cuando se los observa contra luz. La cola dibujada en la silueta negra de un gallinazo es más angosta que la del cóndor.

Por el Día del Cóndor, este año varias organizaciones e instituciones dedicadas a la conservación del ave han elaborado una agenda de eventos que pretende informar a la ciudadanía sobre la realidad de esta ave emblemática en el país. Sobre todo, de sus amenazas tales como el envenenamiento, los perros ferales y la reducción de su hábitat.

Entre las diversas actividades, la Reserva Ecológica Antisana realiza hoy un seminario en la parroquia Píntag (Napo) con expertos en cóndores. En Cotopaxi se contará con un grupo de danza Inkaña, en el Centro Infantil del Buen Vivir Luis Fernández Ruiz, con la coreografía ‘El cóndor enamorado’. En Azuay se inaugurará el Centro de Crianza de Cóndores en el zoológico Amaru.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)