23 de julio de 2015 15:03

El cóndor tiene aliados en la Sierra norte del Ecuador

Según los expertos, los dos especímenes que tienen las características adecuadas para la procreación de crías de cóndor. Fotos: Cortesía del Ministerio del Ambiente

Según los expertos, los dos especímenes que tienen las características adecuadas para la procreación de crías de cóndor. Fotos: Cortesía del Ministerio del Ambiente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
José Luis Rosales
Redactor (I)

Pimampiro, un cóndor de 21 años, permanecerá en cuarentena de 8 a 10 días en su nuevo hogar el Parque Cóndor, ubicado en Otavalo, provincia de Imbabura, en el norte de Ecuador. Luego de esta fase compartirá el nido con Pacha, una cóndor hembra de 12.

El encuentro es parte de programa de parejas reproductivas de la majesutosa ave que impulsa el Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino, integrado por la Fundación Galo Plaza Lasso, Parque Cóndor, veterinarios de la Universidad San Francisco de Quito y Ministerio del Ambiente.

Pimampiro, que goza de buena vitalidad y buen carácter, vivía antes en cautiverio en la comunidad de Zuleta, en el sur de Ibarra, capital de Imbabura. Estaba protegido por el proyecto Cóndor Huasi de la Fundación Galo Plaza. Ahí compartía espacio con otros ejemplares desde hace 19 años.

Según el biólogo Yann Potaufe, esta ave fue rescatada por esa organización en el cantón Pimampiro, por eso lleva su nombre. Al igual que la mayoría de este tipo de especies, que han sido rescatadas, tenía perdigones impregnados en varias partes de su cuerpo. Es por ello, que se presume fue víctima de los traficantes de vida silvestre.

Para Pacha, Pimampiro será su segunda pareja. Hace un par de años compartió el nido con Curi, un macho que la cortejaba. Sin embargo, la hembra jamás mostró interés, recuerda Joep Hendrix, director del Parque Cóndor. Más bien protagonizaba enfrentamientos violentos con su anterior pareja, por lo que los técnicos que les monitoreaban, sugirieron separarles definitiviamente.

Esta vez el acercamiento de Pimampiro y Pacha, incluso, incluyó estudios genéticos realizado por el Grupo Cóndor, para ver si la nueva pareja es viable. Así comenta Ximena Pazmiño, representante de la Fundación Galo Plaza. “Ahora lo importante es saber si se atraen”.

En el Parque Cóndor se acondicionó un área para la reproducción, que estará aislada del público que llega atraído por los vuelo de exhibición de halcones y águilas, que se ofrece en el lugar.

Pazmiño explica que luego de la cuarentena se pondrá primero a Pacha en la jaula, para que marque el territorio. Luego ingresará Pimampiro. En el lugar también se instaló una cámara trampa para registrar los movimientos de la pareja durante la noche.

Los expertos señalan que los procesos de reproducción del Cóndor es larga. El objetivo es procrear nuevos polluelos para que el ave emblemática no desaparezca de los cielos del Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)