22 de junio de 2016 00:38

Un albergue de Portoviejo disfrutó del proyecto Música para el alma 

Los integrantes del proyecto Música para el Alma se presentaron en el albergue instalado en el aeropuerto Reales Tamarindos de Portoviejo. Foto: Agustín Benencia / MPA

Los integrantes del proyecto Música para el Alma se presentaron en el albergue instalado en el aeropuerto Reales Tamarindos de Portoviejo. Foto: Agustín Benencia / MPA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Fernando Criollo

Ocho músicos y cantantes argentinos ofrecieron un concierto de música clásica y algunos ritmos tradiciones de América Latina a las personas que habitan en el albergue instalado en el aeropuerto Reales Tamarindos de Portoviejo. La presentación se realizó durante la noche de ayer, martes 21 de junio del 2016.

En este campamento habitan de forma temporal algunos de los miles de damnificados por el terremoto del pasado 16 de abril del 2016, que afectó al norte de Manabí y el sur de Esmeraldas.

Los artistas son parte del grupo Música para el alma, un proyecto solidario que reúne a músicos profesionales que dedican su tiempo libre para ofrecer conciertos en espacios no convencionales y de difícil acceso.

La idea nació en Argentina hace cuatro años, impulsada por María Eugenia Rubio, una joven flautista de la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto, quién en su lucha de años contra el cáncer trabajó por acercar la música a aquellas personas que atraviesan por un momento difícil.

En la gira que ahora realizan por Ecuador, los músicos llegaron a Portoviejo luego de ofrecer dos recitales en un geriátrico y en un hospital infantil, en Quito.

Agustín Benencia lleva cuatro años como fotógrafo oficial del grupo. La posibilidad de trasformar una situación difícil en un momento de tranquilidad es lo que lo motiva a ofrecer su tiempo y su trabajo de forma voluntaria, pues está convencido del efecto terapéutico de la música.

"Nuestra misión es llegar a donde la música en vivo no puede llegar de otra manera", dice Laura Delogu, cantante lírica en el Coro Polifónico de Argentina, que lleva en el proyecto alrededor de tres años.

Otro de los objetivos, explica la cantante lírica Soledad De la Rosa, es generar un contacto directo entre los músicos y su público dejando que participen en escena durante las presentaciones. Con una buena respuesta por parte de la gente que se alberga en el aeropuerto de Portoviejo, ella se lleva una impresión satisfactoria de su visita al Ecuador.

Luego del concierto, el grupo se reunió en un bar cercano al aeropuerto donde compartieron una ligera cena mientras observaban el partido entre la selección de Argentina y Estados Unidos, por la Copa América de fútbol.

Su gira por Ecuador termina este miércoles 22 de junio con dos conciertos que se ofrecerán en el Hospital de Niños Alberto Gilbert a las 10:00 y en el Hogar de Ancianos Corazón de Jesús, a las 18:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)