19 de febrero de 2015 21:12

Joss Stone, la voz del soul inglés se alista para Quito

Su gira por Sudamérica incluye, en este mes, a ocho países de la región. Foto: Jossstone.com

Su gira por Sudamérica incluye, en este mes, a ocho países de la región. Foto: Jossstone.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 19
Diego Ortiz

“Todo puede pasar sobre el escenario”. Abierta a cualquier experiencia musical, Joss Stone se alista para participar en el Festival Ecuador Jazz 2015, el cual la recibirá sobre el escenario del Teatro Nacional Sucre el domingo 1 de marzo, a las 19:30.

Las últimas semanas han sido de relativa calma para ella. Compras de la casa, vida familiar, ensayos en el estudio... Un tranquilo ir y venir que la alista para el vertiginoso ritmo de trabajo que le deparan los 24 días de su tour por Sudamérica y que se iniciará, precisamente, con su presentación en Quito.

“Qué puedo decir, me gusta presentarme en todos los lugares a los que me invitan”, dice, a través de una entrevista telefónica, la cantante y compositora británica, quien saltó a la fama a los 16 años gracias a ‘The Soul Sessions’, primer álbum de su carrera discográfica. Desde entonces, ha trabajado en otras seis producciones en solitario o con otras agrupaciones. Discos como ‘Mind Body & Soul’, ‘Introducing Joss Stone’ o ‘The Soul Sessions Vol. 2’.

A pesar de que parte de la crítica la ha clasificado como una cantante pop (como muestra está su nominación al Grammy a la mejor interpretación vocal pop femenina en 2005 por su tema You Had Me), ella se resiste a pertenecer exclusivamente a ese género. Stone es enfática cuando dice que el soul ha marcado fuertemente su trayectoria artística; que cuando descubrió la voz de Aretha Franklin supo que ella debía continuar en esta línea.

Esto lo confirman ‘The Soul Sessions’ (2003) y ‘The Soul Sessions Vol. 2’ (2012), álbumes distanciados por casi 10 años
y en los que se puede apreciar que aquella música nacida en los Estados Unidos de la década de 1950 mantiene vivo su espíritu en la propuesta musical de Joss Stone.

Sin embargo, esta decisión apasionada por el soul no la restringe a un solo tipo de público. De hecho, su paso por el Festival Ecuador Jazz confirma su decisión de optar por distintos tipos de escenarios que le permitan, en conjunto, encontrarse con públicos diversos. “Lo que a mí me importa es hacer música; el espacio de presentaciones es solo una cuestión complementaria”, dice la cantante. Es esa visión sobre la difusión musical la que la ha llevado a presentarse en lugares como los festivales Rock in Rio de Lisboa y Río de Janeiro, o en el de Jazz de Estocolmo (2009).

Pero no solo el público es lo que la lleva a explorar en escenarios alejados del soul que tanto la apasiona. También está un elemento en particular: la música del mundo. “Siento que cada viaje es una oportunidad para descubrir nuevos sonidos, nuevas formas de hacer música”, comenta.

Ya específicamente sobre Quito, afirma que no solo lo turístico la llevó a programar una presentación dentro de su tour. “Sé que allá hacen algo interesante con la música, y quiero saber qué es exactamente eso”, asegura desde Reino Unido, durante la conversación. Al fin y al cabo, ella se autodefine como una aprendiz. Y a pesar de que su música suma más de 11 millones de vistas en YouTube, aún siente que le falta por conocer mucho sobre este arte.

Mucho más que música

El famoso arete que adorna la nariz de Joss Stone no solo ha sido visible para sus fans como cantante. La industria audiovisual es otra plataforma para difundir su trabajo como artista. Desde el 2001 y hasta la actualidad ha trabajado en proyectos para cine, televisión y videojuegos de toda clase. Fue concursante en el ‘reality’ ‘Star for a Night’, hechicera en la película ‘Eragon’, reina y esposa de Enrique VIII en la serie ‘The Tudors’, y en la actualidad trabaja con Martin Scorsese en la película ‘Tomorrow’.

Ella cree que esta suma de experiencias que van más allá de los escenarios y de los pentagramas han completado su vida como artista desde distintos ángulos. “Lo mío es el soul, pero esto no me restringe a dedicarme exclusivamente a una sola área como artista”, dice. De su trabajo con Scorsese prefiere no hablar, y esto responde a cierta expectativa que ella quiere compartir con su público ya cuando todo el material esté listo.

‘Una experiencia completa para Quito’

Tal como ella misma lo dice, en su concierto en Quito quiere poner a prueba su capacidad de enganchar al público con su música. Los viajes que ha hecho anteriormente por Sudamérica le han dejado una lección: el público latinoamericano no es uno solo. Y esta es, a su criterio, la mayor riqueza de esta región porque obliga, de cierto modo, a que los artistas salgan de sus esquemas tradicionales para saber por dónde abordar con éxito al espectador.

Astutamente, ella guarda para sí el repertorio que presentará sobre el escenario del Teatro Nacional Sucre. Dice que será un momento para degustar parte de su carrera discográfica, enfocándose, eso sí, en lo más nuevo, pero sin dejar de lado los temas clásicos que la convirtieron en una de las jóvenes promesas británicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)