6 de abril de 2015 20:47

El consumo de comida en mal estado es causa de unas 200 enfermedades

La venta de productos no se realiza en lugares limpios. Foto: Archivo EL COMERCIO

La venta de productos no se realiza en lugares limpios. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Redacción Sociedad

La importación al Ecuador de dos productos agrícolas se suspendió por no contar con los estándares de calidad que disponen el país y los organismos internacionales.

El coordinador general de inocuidad de los alimentos de Agrocalidad, Rommel Betancourt, confirmó a este Diario que se impidió el ingreso de manzanas y cebollas provenientes de uno de los principales países exportadores. Él explica que no se puede revelar el nombre para no afectar la imagen del país.
En las muestras analizadas, el año pasado encontraron restos de plaguicidas de uso agrícola que superaban hasta en 10 veces las cantidades permitidas.

Este tipo de controles se hacen con alimentos importados, pero también con los que se producen localmente.

Según un informe de Agrocalidad, de las 274 muestras que se analizaron el año pasado, 40 dieron problemas. En su momento se notificó a los productores para que tomen las medidas correctivas. Entre estas, un plan de mitigación de riesgos en sus respectivas plantaciones agrícolas.

Esto se hace para garantizar la calidad de los alimentos, pues a escala mundial provoca la muerte de 2 millones de personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recordó la cifra a propósito del Día Mundial de la Salud, cuyo eje precisamente es la inocuidad de la comida.

Uno de los productos más expuestos es la leche. De 3,3 millones de litros que fueron revisados por Agrocalidad,
351 000 fueron decomisados y destruidos. “Ya no era leche. Estaba adulterada y no apta para el consumo”, afirma Betancourt.

Además de los compuestos químicos que se encuentran, también hay microorganismos patógenos, es decir, que pueden causar enfermedades. La salmonela y el Escherichia coli se encuentran en la leche y en productos de origen animal.

Los síntomas que se presenta en estos casos y en otros por intoxicación con alimentos incluyen fiebre, dolor abdominal, diarrea, vómitos, dolores de cabeza y deshidratación. “La mayoría de las enfermedades son gastrointestinales. Algunas pueden hacer más daño porque hay impacto en el sistema neurológico”, indicó Megan Patton, especialista en salud pública.

Un ejemplo es el botulismo causado por una bacteria. Esta toxina se encuentra por lo general en aguas impotables y puede llevar a complicaciones como parálisis y fallas respiratorias y cardíacas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la tasa de mortalidad por esta bacteria está entre el 5-10%, en los países en desarrollo. Otras patologías por ingerir alimentos con bacterias son la salmonelosis, campilobacterosis, infección de E. coli, clostridiana...

En Ecuador, durante el 2013, se registraron 163 muertes por enfermedades infecciosas intestinales, según el Ministerio de Salud. De estas, 141 fueron por diarrea y gastroenteritis de presunto origen infeccioso.

Se registraron también dos casos por salmonela, uno por amebiasis, uno por shigelosis y 18 por infecciones bacterianas, virus, entre otros.

En 2014, ocho niños de la escuela Abdón Calderón de Pelileo se intoxicaron presuntamente tras consumir algún producto contaminado con órganos fosforados, propios de insecticidas, como lo informaron autoridades de salud de entonces.

En el Hospital Móvil 2, donde se trató a algunos de ellos, se dijo que los niños presentaron insuficiencia respiratoria y secreción abundante, síntomas típicos de los componentes de los plaguicidas.

Patton trabajó en el área de investigación de patologías causadas por alimentos en el estado de Oregon, Estados Unidos, y ahora es catedrática en una universidad de Quito.

Indica que los más vulnerables son los niños entre 0 y 5 años. En esta etapa, los niños necesitan los nutrientes para fortalecer sus defensas. Cuando no las tienen, las intoxicaciones por alimentos son un riesgo mayor pues su sistema inmunológico no tiene las herramientas para combatir a los agentes patógenos. A los niños se suman las mujeres embarazadas, inmunosuprimidos y adultos mayores como población de mayor riesgo.

La OMS alertó sobre las muertes que se pueden dar, pues la ingesta de alimentos en mal estado está asociada con al menos 200 enfermedades.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) también se unió a la campaña por el Día Mundial de la Salud. Calcula que aproximadamente una de cada cuatro personas sufre un episodio anual de enfermedad transmitida por alimentos no inocuos en las Américas. Por esta razón hizo un llamado a los estados a reforzar las medidas de prevención.

A escala internacional, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) creó el Codex Alimentarius, un cuerpo de estándares, códigos, prácticas y guías para el manejo adecuado de alimentos para el comercio y el consumo.

En el país, esta tarea está a cargo del Ministerio de Salud a través de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria y el Ministerio de Agricultura, a través de Agrocalidad y el Instituto Nacional de Pesca. Se articulan a través de un plan nacional.

Infografía: El Comercio


En contexto

Este 7 de abril se recuerda el Día Mundial de la Salud. Este año, las OMS volcó su atención sobre los problemas por insalubridad en los alimentos. De esta forma se busca reducir las 2 millones de muertes anuales por esta causa, donde los principales afectados son los niños.

Cinco consejos

1. Mantener la higiene de la cocina, los instrumentos y la comida.

2. Separar los alimentos crudos y cocidos para que no se contaminen.

3. Cocer totalmente los alimentos para eliminar los microorganismos.

4. Mantener la comida a temperaturas seguras ya sean frías o calientes.

5. Usar agua e ingredientes crudos seguros al preparar alimentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)