31 de mayo del 2014 

Comida libre de gluten, una cocina saludable

PLATO FUERTE 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 0
isabel-riofrio

La restricción del gluten en la dieta no significa dejar de comer los platillos más deseados. Si bien los celiácos –alérgicos al gluten- deben cuidarse de esta proteína, las recetas que derivan de erradicar este producto resultan igualmente deliciosas.

El gluten es una proteína presente en el trigo, el centeno y la cebada. A través de este elemento las masas obtienen su estructura. Esta proteína actúa como un aglutinante que unifica el producto final.


Para Carolina Cevallos –propietaria de Thani Gluten Free- el enterarse de que no toleraba esta proteína aportó en su creatividad culinaria, la misma que le ha permitido elaborar –para la venta- panes libres de gluten, postres e inclusive pizzas.


Si bien el ingrediente principal en este plato es la harina de trigo, Cevallos ofrece en el local una pizza hecha a base de harina de yuca. La textura crujiente de la masa, el sabor salado con un toque dulce y los ingredientes que el cliente desea como ‘toppings’ hacen de esta pizza artesanal una nueva experiencia en paladar.


Asimismo, se presentan nuevos ingredientes en la cocina para reemplazar los derivados del trigo. Cevallos explica que el camote es un ingrediente esencial sobre todo en la elaboración de postres como muffins, brownies y pasteles.


Para Ángel Valdivieso, chef ejecutivo del Hotel Mercure, la berenjena, la yuca o la papa pueden ser alternativas interesantes al consumo de harina.


La berenjena puede reemplazar al fideo -en una lasaña- si se la cocina correctamente. Valdivieso explica que para este platillo se necesita cortar la berenjena en filetes gruesos. Estos se sazonan con sal, pimienta y hierbas provenzales; para colocarlas sobre una plancha con aceite de oliva. Se continúa con las capas de esta lasaña que combina bien con vegetales –como la zanahoria, el brócoli y el palmito- salteados con un poco de cebolla, aceite y crema de leche.


El punto crítico –en estos platillos- también suele ser la salsa blanca. Conocida por estar construida con mantequilla y harina. Valdivieso explica que se puede utilizar almidón de yuca o papa, para espesar la salsa y reemplazar la harina, sin cambiar radicalmente el sabor. Una vez formadas las capas el platillo se puede gratinar con queso parmesano.

Para Freddie Moscuy, administrador del restaurante Magic Bean, lo importante en cuanto a la comida sin gluten es una investigación absoluta de los cereales y granos que conllevan esta proteína. A partir de aquellos que quedan libres se puede crear una infinidad de recetas  y aprovechar la variedad de granos que se producen en el país. Según Moscuy, la quinua -por ejemplo- resulta bastante práctica para este estilo de comida.

Aunque la comida sin gluten exige alternativas saludables, no implica comida vegetariana. A la ensalada de quinua se la puede acompañar con pollo. Cuando se trata de esta comida, la harina no lo es todo cuando se trata de comer bien.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)