8 de marzo de 2017 18:16

Lo comercial opacó los verdaderos motivos del Día de la Mujer

recordar los orígenes de cómo se forjó en la historia esta fecha y evaluar si las condiciones actuales para la mujer son más favorables que en el pasado deben ser parte de todo acto social, en este día.

Recordar los orígenes de cómo se forjó en la historia esta fecha y evaluar si las condiciones actuales para la mujer son más favorables que en el pasado deben ser parte de todo acto social, en este día. Foto Referencial: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Carla Sandoval
Valentín Díaz y Santiago Sarango
Redactores (I)

Rosas, chocolates, regalos, halagos y mariachis; el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) se ha convertido, gracias a la comercialización de la fecha en los últimos años, en una ocasión que se le ha dado un tono de San Valentín.

Sin embargo, ¿es realmente una celebración? En América Latina, según datos de Cepal al menos 12 mujeres a diario son víctimas de femicidio. En el ámbito laboral, las cifras de ONU Mujeres señalan que en el mundo las mujeres ganan solo entre un 60 y un 75% con respecto a los hombres. Con esta realidad sobre la mesa, la pregunta es: ¿son suficientes los ramos de flores?

Los orígenes del Día Internacional de la Mujer se remontan a los inicios del sindicalismo, a finales del siglo XIX. Las organizaciones de trabajadores comenzaron a considerar que la mujer formaba también parte de la sociedad y se unieron en la lucha por el derecho de las mujeres al voto. En el año 1909, el Partido Socialista de Estados Unidos declaró el 28 de febrero como el Día Nacional de la Mujer. El 19 de marzo de 1911, se celebró el primer Día Internacional de la Mujer, tras una conferencia de la Internacional Socialista en Copenhague (Suecia)

Pocos días después, el 25 de marzo de 1911, en Nueva York ocurrió una tragedia que marcaría desde ese entonces la reivindicación de las mujeres trabajadoras. La fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co. empleaba a casi 500 obreros (mujeres en su mayor parte) que trabajaban en el octavo, noveno y décimo piso de un edificio. Con un horario de trabajo de nueve horas diarias, más siete horas los días sábado, las mujeres de esta fábrica ganaban entre USD 7 y 12 por semana.

Aquel 25 de marzo ocurrió un incendio en medio de la fábrica. Las mujeres que laboraban allí no pudieron escapar debido a que los responsables de la compañía habían cerrado las puertas que daban hacia las escaleras y salidas con el fin de evitar el robo de mercancías. Como consecuencia de esto, murieron 123 mujeres y 23 hombres a causa de quemaduras, inhalación de humo y algunos derrumbes provocados por las llamas.

En 1975, coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, la Organización de Naciones Unidas finalmente adoptó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. La administración de António Guterres, secretario general de la ONU, prepara un plan de igualdad de condiciones a mediano plazo. De hecho, el lema de este 2017 para el 8 de marzo es “hacia un planeta 50-50 en 2030”. Esto quiere decir que, de aquí a 13 años, la entidad espera coordinar soluciones con los países miembros para terminar con la brecha entre hombres y mujeres en el ámbito social, educativo, laboral y llevar a cabo esfuerzos para erradicar la violencia de género y la discriminación.

Lo que piensan las mujeres 

videodiadelamujer

Las mujeres no quieren flores en el 8 de marzo, así lo manifiestan Cristina Reyes y Marisol Peñafiel, (asambleístas) Rosario Utreras (militante del Movimiento Mujeres del Ecuador) y Nataly Valencia (actriz).

Estas cuatro mujeres ecuatorianas creen que si existe algo que debe caracterizar la conmemoración del Día Internacional de la Mujer es la reivindicación de derechos.

Para Reyes y Peñafiel, ambas asambleístas provinciales por Guayas e Imbabura, respectivamente, la reflexión debe ser el punto más fuerte de la jornada. Según las políticas, recordar los orígenes de cómo se forjó en la historia esta fecha y evaluar si las condiciones actuales para la mujer son más favorables que en el pasado deben ser parte de todo acto social, en este día.

Ese criterio también lo comparte Rosario Utreras, quien agrega que este 8 de marzo se debe valorar lo logrado en la lucha por la equidad, pero sin olvidar que todavía queda un largo camino para erradicar males como el maltrato y la discriminación.

Sobre esto último, la actriz ecuatoriana Nataly Valencia, reconocida por sus papeles en Enchufe.tv, comenta que el machismo sigue siendo una tara imperante. En su experiencia profesional, que los intérpretes hombres ganen más que las mujeres es una muestra clara que la desigualdad continúa.

Por ello, Reyes, Peñafiel, Utreras y Valencia no desean un ambiente festivo en la jornada del 8 de marzo, más allá de que el comercio impulse obsequios de distinta índole para 'celebrar' esta fecha. Para las entrevistadas, que tanto hombres como mujeres mencionen y apoyen la igualdad de derechos y la erradicación de la violencia de género sería más útil que flores y chocolates.

videodiadelamujer2


Un ‘paro’ de mujeres

Para este 2017, colectivos feministas de numerosos países en el mundo decidieron reivindicar derechos en esta fecha por medio de huelgas, marchas y movilizaciones en protesta. En el Ecuador, organizaciones de varias ciudades han decidido apoyar a este ‘paro’ e hicieron un llamado a las mujeres a detener sus actividades por el día de hoy.

Jeannette Cervantes, del colectivo Vivas Nos Queremos, explica que “hay una serie de trabajos que hacemos que no son reconocidos y que las mujeres hacen permanentemente”. Pone como ejemplo el trabajo doméstico no remunerado que “sostiene a toda la sociedad” pero sigue siendo minimizado.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, lo que se intenta hacer, según Cervantes, es que la sociedad comprenda cómo los problemas de las brechas salariales, la violencia de género, los delitos sexuales, el embarazo forzado, la criminalización del aborto y de la defensa de las tierras y los territorios, afectan a las mujeres. De esta forma se busca que la gente pueda reconocer “otras formas de violencia que siguen presentes en la sociedad y que persisten poniendo en riesgo nuestras vidas”.

El pasado 2 de marzo de 2017, una asamblea de mujeres en Quito revisó las alternativas para que todas las que así lo deseen puedan sumarse a esta paralización. Así, quienes no puedan detener sus actividades laborales pueden, por ejemplo, tomarse selfies, mostrar qué hacen para manifestarse y compartir esto en redes sociales. El fin de hacer es hacer sentir a la sociedad la falta que puede llegar a hacer el sexo femenino en la cotidianidad.

Para este 8 de marzo de 2017, Vivas Nos Queremos invita a vestirse de negro y morado para demostrar apoyo a la iniciativa. El negro, explica Cervantes, se está utilizando en el movimiento internacional del paro. “Nosotras asumimos el violeta porque tiene una relación muy profunda con lo que significan los derechos de las mujeres”, cuenta Cervantes.

Al hacer esto, los colectivos de mujeres del mundo persiguen visibilizar “que con las flores y los bombones, que es como se ha venido enfocando a este día, no nos vamos a quedar calladas ni silenciadas porque hemos perdido derechos que se nos deben garantizar”. De esta forma buscan aprovechar el 8 de marzo de 2017 para devolverle al Día Internacional de la Mujer su sentido conmemorativo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)