17 de enero de 2018 17:59

Coautor de ‘El santo prepucio’ llega a Guayaquil con campaña contra censura

El dramaturgo y director de teatro español Julián Quintanilla, coautor de El santo prepucio, llegó a Ecuador para promover un debate sobre la libertad artística y sobre la censura. Foto: EL COMERCIO.

El dramaturgo y director de teatro español Julián Quintanilla, coautor de El santo prepucio, llegó a Ecuador para promover un debate sobre la libertad artística y sobre la censura. Foto: EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 13
Alexander García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El escritor y director de teatro español Julián Quintanilla, coautor de ‘El santo prepucio’, cuyas funciones provocaron la protesta de un grupo de católicos el jueves 11 de enero del 2018, con la consiguiente clausura del Pop Up Teatro Café de Samborondón, llegó a Guayaquil para reabrir la pieza de microteatro y denunciar un “grave atentado contra la cultura y la libertad de expresión”.

“No se puede cerrar un teatro en nombre de ningún fanatismo religioso. Cuando se censura a un artista se censura a todos los artistas. La censura es una cosa terrible que empieza en el corazón de una persona. Los censores siempre quieren que el mundo sea visto con sus ojos para no verse a ellos mismos”, dijo el dramaturgo, que llega por primera vez a Ecuador, pero quien ya ha visto representadas sus obras en el país.

En una entrevista con este Diario la tarde de este miércoles 17 de enero, el también guionista y director de cine convocó a los artistas de la ciudad a la reapertura de presentaciones de la obra prevista para el lunes 22 de enero, a las 19:00, donde leerá un manifiesto a favor del arte y de la belleza.

“Lo que hicieron los manifestantes en nombre de la fe es muy grave porque fueron violentos, agresivos, hicieron llorar a las actrices, casi tumban una puerta”, cuestionó Quintanilla, quien decidió viajar desde Francia para la reapertura de las funciones, una vez que conoció la polémica que había levantado la obra.

El teatro y el Municipio de Samborondón acordaron que se retomen las funciones una vez que se modifique el afiche promocional, una publicidad “ofensiva” según el Cabildo, luego de que se confirmó que la sala contaba con todos los permisos de funcionamiento en regla.

Según el Procurador Síndico del Municipio la clausura temporal –el teatro estuvo cerrado jueves y viernes- procedió porque Pop Up había incumplido con una ordenanza municipal de espectáculos que le obliga a enviar con antelación los detalles de su programación mensual.

“La paradoja de nuestra obra es que la gente que más dice defender la fe es la que más comercia con la fe. Quizás es ahí en donde los fanáticos se vieron reflejados y es eso lo que le molestó, que les desenmascaramos”, cuestionó Quintanilla.

‘El santo prepucio’ es una comedia de 15 minutos
, escrita por el dramaturgo español junto al chileno José Ignacio Valenzuela ‘El Chascas’. La pieza fue estrenada hace tres años en Miami (Estados Unidos) y desde entonces se ha montado en Venezuela y Ecuador –en marzo pasado se presentó en Guayaquil sin incidentes, en el Pop Up de Urdesa-. Han adquirido los derechos para montarla también en España y Chile.

La pieza cuenta la historia de una madre superiora (interpretada por la actriz Prisca Bustamante) y una monja novicia (Belén Idrobo) que buscan salvar un convento de la pobreza a partir del misterioso hallazgo del Santo Prepucio de Jesucristo, una de las muchas presuntas reliquias asociadas con Jesús.

Las actrices Prisca Bustamante y Belén Hidrovo, protagonistas del montaje ecuatoriano de El santo prepucio, quienes volverán a presentar la obra desde el próximo lunes en el Pop Up Teatro Café de Samborondón. Foto: EL COMERCIO

Las actrices Prisca Bustamante y Belén Idrobo, protagonistas del montaje ecuatoriano de El santo prepucio, quienes volverán a presentar la obra desde el próximo lunes en el Pop Up Teatro Café de Samborondón. Foto: EL COMERCIO



“Las protagonistas son dos simpáticas monjitas que lo único que quieren es dar de comer a su convento que está pasando hambre, usan esta falsa reliquia y de lo que la obra habla es de que a veces cuando hay mucha necesidad, la fe se tambalea, pero eso nos hace humanos”, señaló el autor.

En un manifiesto difundido este martes, decenas de artistas ecuatorianos condenaron la violación de los principios constitucionales del laicismo, la libertad de creación y expresión artística en hechos registrados en los últimos seis meses en Quito, Cuenca y Guayaquil, donde la Iglesia Católica, grupos católicos o funcionarios municipales han censurado y clausurado expresiones artísticas públicas.

Escritores, artistas, cineastas y actores condenaron "la última acometida", cuando se impidió la representación de 'El santo prepucio', y propusieron mecanismos para fortalecer los principios constitucionales de libre creación y expresión. Algunos de los firmantes colgaron también en sus redes sociales videos con la etiqueta: #ElTeatroEsLibertadDeExpresion y #SueñoConUnPaisDeRespeto.

“Nunca me imaginé a los 28 años, con muchos sueños por delante y con un camino actoral tomado con mucha responsabilidad y profesionalismo, verme impedida de trabajar porque una persona piensa distinto”, sostuvo Belén Hidrovo, coprotagonista de la polémica obra.

La pieza teatral se podrá en escena también este jueves 18 de enero en una función programada con anticipación para socios del Bankers Club de Guayaquil. En su reapertura en el Pop Up Sambo, ubicado en el edificio Prema, kilómetro 1.5 de la avenida Samborondón, permanecerá en cartelera de lunes a domingos hasta el 3 de febrero, con hasta ocho funciones cada noche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (13)