23 de septiembre de 2017 00:00

La clase de rip aporta fuerza y resistencia

TRX. Con ese sistema se desarrollan rutinas que activan a todos los músculos del cuerpo. Fotos: Diego Pallero / EL COMERCIO

TRX. Con ese sistema se desarrollan rutinas que activan a todos los músculos del cuerpo. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Paola Gavilanes
Redactora (I) 
pgavilanes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Para todos los seguidores del entrenamiento funcional llega al Ecuador el TRX Rip Trainer. Se trata de una herramienta formada por una barra rígida unida a una banda elástica. Fue creada para tonificar y fortalecer, sobre todo, los músculos del tronco superior: abdomen -core-, brazos, espalda, hombros.

Fue desarrollada por Pete Holman, integrante del equipo de taekwondo de los Estados Unidos, con el objetivo de incorporar determinados movimientos de esa disciplina a los entrenamientos de TRX Rip, pues muchos de esos se ejecutan a diario.

Desarrollarlos con efectividad evita lesiones, y al sumar entre dos y tres entrenamientos a la semana también otorga fuerza, resistencia muscular y unos oblicuos definidos, pues muchos de los movimientos son giratorios.

La dificultad de cada movimiento está dada por la distancia -entre la barra y la banda- a la que se desarrollen los movimientos. La banda puede estar atada a una pared o un árbol.

Janine Mongardini, instructora, sugiere combinar esas prácticas con ejercicio cardiovascular para lograr un trabajo integral. Puede correr, saltar, montar bicicleta, participar en un encuentro de bailoterapia.

Los entrenamientos con el TRX Rip se trabajan con el peso del propio cuerpo al igual que el TRX. Por esa razón es ideal para adolescentes y personas de la tercera edad.

La mayoría de rutinas está libre de impacto. Y en caso de que un movimiento demande ‘choques’ contra el suelo, un instructor certificado está capacitado para modificarlo y adaptarlo a las necesidades de cada participante.

“Muchas personas desconocen aquello y se niegan a probar sus beneficios”, recordó la entrenadora. Ella, incluso, desarrolla asanas de yoga asistida por el TRX, que es un sistema de cuerdas en suspensión con el que se activan todos los músculos del cuerpo, pues los participantes ejecutan desde sentadillas hasta flexiones de pecho. El primer ejercicio activa cuádriceps, femorales, espalda baja y glúteos.

La clase de TRX Rip dura entre 50 y 60 minutos: parte de ese tiempo se destina al calentamiento y estiramiento de los músculos y articulaciones.

Ese trabajo, según el entrenador Franklin Tenorio, es vital para evitar lesiones durante y después del encuentro.

El trabajo en clase, por lo general, es grupal y está dirigido por un entrenador, también indispensable. De acuerdo con el deportólogo José Reinhart, la mayoría de las lesiones en el mundo del deporte ocurren por falta de control y de una técnica adecuada.

Las clases, según los entrenadores, son progresivas. Los alumnos empiezan los encuentros desarrollando movimientos sencillos. Después, cuando adquieren práctica, ejecutan otros que demandan mayor concentración y fuerza.

Javier Mejía, entrenador certificado, por ejemplo, desarrolla ejercicios de calistenia. “La práctica es fundamental para lograr resultados”.

Tome nota

Guía
. La asesoría de un entrenador certificado reduce el riesgo de sufrir lesiones. Ellos corrigen posturas y adaptan las rutinas de ejercicios.

Frecuencia. Para observar resultados, los especialistas recomiendan asistir a tres clases a la semana y combinarlas con ejercicio cardiovascular.

Vestimenta. Este entrenamiento requiere de vestimenta cómoda para ejecutar con facilidad cada movimiento. Hay ejercicios que demandan mucho despliegue.

Edad. En esta clase pueden participar personas de todas las edades -incluso adultos mayores-, pues también forma parte de un programa de rehabilitación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)