23 de agosto de 2017 00:00

El clarinete enriquece el folclor afro

De izq. a der.: Xavier Torres, Oswaldo Preciado, Exon Perea, Jackson Arroyo y Tito Cuellar. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

De izq. a der.: Xavier Torres, Oswaldo Preciado, Exon Perea, Jackson Arroyo y Tito Cuellar. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Marcel Bonilla
Redactor
(F - Contenido Intercultural)
[email protected]

El sonido del clarinete traspasa las paredes del Conservatorio de Músicay Danzade Esmeraldas. Una melodía a ritmo de caderona es interpretada con marimba. El tema es más agradable cuando ambos instrumentos están fusionados.

Esta fusión la realiza, desde hace 13 años, la agrupación musical Marimba y Clarinete, que acompaña sus temas con marimba, bombo, maracas y con instrumentos de viento.

De esta manera, se unen dos culturas musicales que se dan en el Pacífico colombiano y ecuatoriano, con la marimba y el clarinete. El clarinete pertenece al conjunto musical llamado chirimía, que se interpreta en la Costa Norte del Pacífico colombiano, en el departamento del Chocó.

El chirimía tiene como instrumentos musicales el bombo, clarinete, requinto, platillos y el bombardino. Esos instrumentos son los que se han unido con los de la Costa Baja de Colombia y Ecuador, donde se interpreta la marimba acompañada del guasá, cununo, cantadoras y arrulladores.

Con esta fusión, se hace notar que la marimba no solo sirve para aires folclóricos o tradicionales sino también para la interpretación de cualquier ritmo musical, como la salsa y temas de la música nacional que son interpretados a ritmo de bolero, con el acompañamiento de la marimba.

La agrupación la integran cinco afroecuatorianos y un afrocolombiano. La marimba es interpretada por Jackson Arroyo, en el bombo está Oswaldo Preciado, en los platillos y guasá Xavier Torres; cununos y congas, Tito Cuellar, mientras que en el bajo Joaquín Borja, y en el clarinete Exon Perea (colombiano).

Todo este conjunto de músicos representa la unidad de las dos culturas. La misma marimba que se escucha en Esmeraldas es la que se oye en los departamentos colombianos del Valle, Cauca y Nariño.

La agrupación Marimba y Clarinete ha representado a Esmeraldas en países como Noruega, Suecia, Perú y Colombia. Ellos fueron parte del primer foro afrodescendiente de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), en el 2008, realizado en Perú.

Exon Perea, director musical de la agrupación, explica que la fusión de estos sonidos ha tenido buena aceptación, por la interpretación de los temas tradicionales haciéndolo más contemporáneos, sin que se pierdan sus raíces.

Marimba y Clarinete tiene 12 temas inéditos, que serán parte de la primera producción discográfica, con composiciones que tienen el sonido característico de la marimba, que reemplaza al piano con sonoridades desprendidas del pambil afinado.

Esta fusión musical ya se ha realizado con agrupaciones colombianas como Canalón, Bahía, Socavón Herencia de Timbiquí. En Esmeraldas también la han realizado grupos como Bambuco, Chigualero y Larry Son.

La misión de los integrantes de Marimba y Clarinete, que son parte del Municipio de Esmeraldas, es incentivar a los jóvenes a que aprendan percusión e instrumentos de cuerda y de viento, como clarinete o saxofón.

El Conservatorio de Esmeraldas fomenta la enseñanza con profesores de más de 25 años de experiencia, como Alberto Castillos, que aporta al fomento de la música ancestral a través de las clases de ­marimba que imparte y con las que busca llegar sobre todo a los más jóvenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)