24 de octubre de 2016 17:39

Ciudadanos del mundo, en Quito

INDIA /Lakshmi  Puri

Lakshmi Puri, Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, es de India.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 13
Texto y fotos: Paúl Rivas (I)

¿Qué implica estar en territorio de las Naciones Unidas? Más allá de los filtros de ingreso o de la bandera celeste que flameó esta semana en las inmediaciones de la Casa de la Cultura, en Quito, significa la posibilidad de entender que las soluciones se construyen por medio del diálogo entre diversos.

Puede que los asistentes a la cumbre Hábitat III tengan colores de cabello diferentes, que lleven ropas más llamativas que otras, que sean más altos o más bajos, que cubran sus cabezas con tocados tradicionales o que ­opten por aros en la nariz, pero existe algo que, por al menos una semana, los hizo iguales: la confianza en que la sumatoria de ideas locales alcance para crear so­lu­ciones globales.

Imagen Video- ciudadanos del mundo. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Ser fotógrafo en territorio de las Naciones Unidas es una oportunidad para sobrepasar las barreras idiomáticas y recurrir a la sonrisa como gesto universal. Es colocar el ojo en el visor de la cámara y evidenciar que, a pesar de las distintas nacionalidades de cada uno, son más las cosas que nos unen que las que nos separan.

Estos son algunos de los más de 30 000 rostros que participaron en Hábitat III; son parte de la esperanza por ciudades diversas, justas y solidarias. Porque la cumbre no fue solo el escenario de conferencias, mesas redondas y exposiciones, fue también un espacio para avizorar el futuro de las ciudades en cualquier lugar del planeta, desde África y Oceanía hasta Europa. Y ese futuro requiere ser hecho por personas de carne y hueso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)