4 de octubre de 2016 11:18

La Cites cierra su reunión sin cambios sustanciales sobre comercio de marfil

Imagen referencial. China se suma a los esfuerzos de lucha contra el tráfico ilegal de marfil que podría conllevar a la extinción de elefantes africanos. Foto: Archivo.

Imagen referencial. La Cites clausuró hoy, 4 de octubre de 2016 su reunión sin modificar regulaciones sobre el comercio de elefantes y el marfil. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas (Cites) clausuró hoy  (4 de octubre de 2016) en Johannesburgo su decimoséptima reunión sin haber modificado las regulaciones sobre el comercio de los elefantes y el marfil, como pidieron algunos países.

La reunión rechazó una solicitud de Namibia y Zimbabue para obtener permiso para sacar al mercado internacional sus reservas de marfil mientras una propuesta de una decena de países africanos para prohibir por completo la venta de colmillos de elefante no prosperó al no obtener la mayoría de votos suficiente.

La Cites adoptó en cambio una resolución no vinculante -ya que la Convención solo tiene jurisdicción sobre el comercio internacional- en la que urge a todos los países en los que el comercio de marfil es legal para que cierren cuanto antes estos mercados nacionales.

Suazilandia presentó la única propuesta referente a los rinocerontes, en la que pidió autorización para vender los cuernos de este animal que el pequeño reino tiene en su poder, pero los delegados de los más de 180 países de la Convención votaron mayoritariamente en contra.

También fue desechada una propuesta de varios países africanos para prohibir sin excepciones el comercio internacional de los leones africanos.

La caza furtiva de elefantes y rinocerontes ha diezmado en los últimos años algunas poblaciones de estas especies en el continente africano y cómo detener esta sangría ha sido la cuestión principal de la reunión, que comenzó el pasado 24 de septiembre.

La conferencia -que se celebra cada tres años en una ciudad distinta- sí aprobó resoluciones para declarar protegidas dos especies de tiburón y prohibió totalmente el comercio internacional de pangolín, el mamífero más traficado del mundo.

La misma decisión se tomó con el mono de Gibraltar, también conocido como macaco de Berbería, con el objetivo de luchar con más eficacia contra esta especie del norte de África que es introducida ilegalmente en Europa a través de España.

Los resultados de la cita han sido recibidos con división de opiniones entre los distintos países y partes interesadas, entre quienes apuestan por más prohibiciones para luchar contra el tráfico de especies y aquellos que ven la solución en mercados legales regulados.

La conferencia finalizó hoy, un día antes de lo previsto, después de que el pleno de la Cites sancionara todas las decisiones tomadas por los dos comités de trabajo, donde se votaron 62 propuestas para modificar regulaciones sobre otras tantas especies.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)