28 de October de 2014 19:17

Cirugía plástica para exobesos, protagonista de foro médico en Colombia

El cirujano plástico Carlos del Pino Roxo realiza una operación para retirar el exceso de piel a una mujer colombiana que perdió unos 50 kilos con un 'bypass' gástrico. Foto: AFP

El cirujano plástico Carlos del Pino Roxo realiza una operación para retirar el exceso de piel a una mujer colombiana que perdió unos 50 kilos con un 'bypass' gástrico. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 0
Por Lissy De Abreu. AFP
Cali, Colombia

Yuli Cruz perdió 49 kilos tras una intervención quirúrgica bariátrica, pero dejar de ser obesa tuvo sus costos: centímetros y centímetros de piel le incomodaban y generaban malos olores, un reto que cirujanos plásticos abordaron en Colombia cual “sastres”.

“A pesar de que bajas mucho de peso, no te puedes vestir como quieres vestirte, porque empieza el despegue de piel y la piel es muy abundante” , dijo esta secretaria colombiana de 27 años a la AFP antes de someterse a su operación reconstructiva.

El procedimiento fue transmitido en directo en un simposio en Cali, la tercera ciudad de Colombia, devenida en meca de la medicina estética.

El cirujano brasileño Carlos Roxo, especialista en pacientes con pérdidas masivas de peso, fue el encargado de la operación de Cruz, quien estuvo consciente durante la cirugía pues no recibió anestesia general, y con quien el doctor bromeaba sobre el bikini que tendría que ir a comprar tras recuperarse.

Roxo fue invitado por sus colegas para hacer esta operación en el Cali Exposhow, el foro anual de belleza, salud y moda en esa ciudad.

El encuentro se realizó en el marco de un programa social de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica (SCCP) , que benefició a seis mujeres que no contaban con recursos económicos para quitarse la piel excedente tras adelgazar decenas de kilos.

Cruz pasó de ser una atleta de alto rendimiento -era levantadora de pesas hasta que se retiró por lesiones- a una obesa mórbida de 118 kilos con problemas para subir escaleras. Se hizo así candidata a una cirugía bariátrica, también conocida como 'bypass' gástrico, que se realizó por medio de su plan de salud obligatorio en marzo de 2013.

Pero haber rebajado tantos kilos tuvo sus efectos secundarios.

“La piel empieza a pesar, además que uno tiene que estar fajado todo el día y es incómodo porque sudas y empiezas a tener malos olores, porque la piel guarda mucha humedad ” , contó Cruz, que aún recuerda las miradas reprobatorias que recibía cuando siendo obesa intentaba ocupar el asiento de un bus.

 "Como si fuera un sastre"

Roxo, quien removió grandes jirones de piel del abdomen y dorso de esta joven y los mostró como trofeos durante la operación, ha desarrollado su técnica reconstructiva desde principios de la década del 2000, después de que se popularizaran las cirugías bariátricas y comenzaran a llegar a su consultorio exobesos con muchísima piel colgando.

“La solución (de la cirugía bariátrica) surgió a finales de los noventa, inicios de 2000, y ahí la plástica se encontró con una legión de personas que tenían una cantidad de piel que no aparecía en los libros” , explicó Roxo.

El cirujano señaló además que estos procedimientos quirúrgicos no solo son un asunto estético, puesto que el exceso de piel además genera hongos y problemas de movilidad.

Roxo sometió a Cruz a una dermolipectomía circunferencial.

“Como si fuera un sastre con alguien que tiene una ropa muy grande (...) hago un dibujo y corto. Corto y pongo la cicatriz en la marca del bikini, entonces trato los glúteos, el pubis, la parte superior de los muslos y el abdomen” porque se devuelve la tensión a la piel.

En los últimos años, Roxo ha operado con esta y otras técnicas a más de 500 pacientes en Brasil y otros 11 países, porque, según explicó, la obesidad se ha convertido en una “epidemia mundial” y solo en su país afecta a 30% de la población.

Informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que la obesidad se cobra anualmente la vida de unos 3,4 millones de adultos. “Si bien el sobrepeso y la obesidad tiempo atrás eran considerados un problema propio de los países de ingresos altos, actualmente ambos trastornos están aumentando en los países de ingresos bajos y medianos” , señala la OMS.

La presidenta de la SCCP, Lina Triana, aseguró a la AFP que Colombia no escapa a las estadísticas mundiales y que, además, al tener “una dieta alta en carbohidratos y fritos” , la ocurrencia de obesidad se presenta en todos los estratos sociales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)