28 de noviembre de 2014 23:08

La 'Chilindrina' se despidió de 'Chespirito' en medio de aplausos en Ambato

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 51
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 7
Fabián Maisanche

Por: Fabián Maisanche y Dalia Montalvo

Visiblemente afectada, María Antonieta de las Nieves, la Chilindrina, salió del hotel Marycarmen, en la andina ciudad de Ambato. Eran alrededor de las 19:40 de ayer, 28 de noviembre del 2014 y su destino era la carpa del circo Rolex, ubicado al norte de la urbe.

Allí, la artista mexicana presentó su show a partir de las 21:00. Cuando salió al escenario lo hizo cantando. Usando un disfraz de payaso comenzó su show normal. Poco después se cambió de ropa y apareció con su tradicional saco rojo y su vestido blanco.

Interactuó con el público; pero, lo más emotivo de esa parte de la presentación se dio cuando una familia (mamá y tres niños) se le acercó para regalarle una réplica plástica de su personaje, una carta y un muñeco del Chavo del 8.

La actriz rompió en llanto y empezó a hablar de Chespirito. “Mi papito está feliz en el cielo junto a mi mamita, Jaimito El Cartero, la Brujita del 71, Don Ramón… Pero, ahora un ser maravilloso también se fue…”. En medio de los aplausos nombró a Roberto Gómez Bolaños.

Con la voz entrecortada contó que había llorado todo el día y pidió a los presentes un minuto de aplausos para Chespirito, “un personaje único”.

Cinco minutos después, De las Nieves volvió al escenario ya con su vestido verde y su saco rojo. En medio de su discurso animó a la gente a bailar porque “en el cielo hay fiesta”. Cantó y se desplazó por toda la tarima.

La Chilindrina durante su presentación en el circo Rolex. Foto: EL COMERCIO

La Chilindrina durante su presentación en el circo Rolex. Foto: EL COMERCIO

Al final de su presentación, comentó: “Como dicen los actores, el show debe continuar pero, no debemos olvidar a Chespirito”. Evitó tomarse fotos con el público y se fue.

El acto de la Chilindrina fue el segundo de la noche, después del de los payasos malabaristas. De las Nieves se movilizó en el auto del hotel ambateño hasta el circo. Se ubicó en el asiento trasero y su rostro reflejaba el rastro de haber llorado.

Ella recibió la noticia del fallecimiento de su compañero de tablas, Roberto Gómez Bolaños, pasadas las 16:30. En el tradicional show del Chavo del 8, De las Nieves hacía el papel de una de las amigas del barrio de Gómez Bolaños.

Al productor mexicano siempre le gustó la voz de María Antonieta de las Nieves. Cuando la conoció y durante su vida artística juntos hacía doblajes para TV y narración de cuentos de niños.

A su salida del hotel no quiso dar declaraciones aunque sí saludó a la gente que se apostó alrededor del vehículo. Cuando llegó al circo con el que desarrolla una gira desde el pasado 23 de noviembre, ingresó por la parte posterior de la carpa.

Vestía una chalina blanca con rayas blancas y caminaba despacio. Allí tampoco conversó con los periodistas que se apostaron en las afueras del lugar. Su asistente, Bárbara del Campo, fue la única que dio declaraciones.

“María Antonieta está muy consternada por la noticia y tampoco dará declaraciones. Cuando fallecieron sus padres o Ramón Valdez, conocido como Don Ramón tampoco suspendió sus presentaciones”, dijo del Campo.

De las Nieves formó el primer cuarteto de actuación de Chespirito. Fue a través de una invitación hecha por Gómez junto a Rubén Aguirre y Ramón Valdéz, en 1968. Transmitieron dos producciones cortas como ‘El ciudadano Gómez’, y ‘Los Supergenios de la Mesa Cuadrada’. Ambas fueron dirigidas por el productor fallecido hoy.

El circo tiene su última presentación en Ambato el 30 de noviembre en Ambato. Del 4 al 7 de diciembre tiene previsto actuar en Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (1)