11 de octubre de 2015 00:31

Las cintas LED crean formas a la medida y gusto del ambiente

Un control remoto permite crear más de 100 efectos luminosos. Si los coloca en la pared debe hacerse en gypsum. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Un control remoto permite crear más de 100 efectos luminosos. Si los coloca en la pared debe hacerse en gypsum. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Construir

El uso de iluminación LED es una práctica que poco a poco se ubica como la preferida entre constructores, diseñadores y usuarios en general.

La idea de que es una luz pálida, sin gracia, ha sido desplazada por nuevos productos que desdicen esta aseveración, al presentar colores cálidos, que iluminan y ambientan el hogar.
Con esa intención y desde hace dos meses y medio Almacenes Marriott presentó al mercado su nueva línea Profile.

La arquitecta Yolanda Cueva, proyectista de esta firma, explica que una de las ventajas es la gran cantidad de diseños que se pueden lograr.  La aplicación es versátil, según la clasificación del producto, que lleva nombres de poblados españoles.

Ibiza luce más en dormitorios, hoteles u oficinas. Bilbao es ideal para iluminar anaqueles, estanterías, vitrinas, baños o cocinas. En cuanto a Granada, se adapta perfectamente a cuadros y dormitorios.

En el exterior puede optar por Toledo, pasillos, pisos de jardines, fachadas de edificios y más se adaptan a él.  Otras series son Oviedo y Vitoria, es importante resaltar que cada una tiene medidas estandarizadas para adaptarse a las necesidades del cliente. En Almacenes Marriott, las más pedidas miden 2,50 y 1,20 m.

La instalación es bastante sencilla, siempre y cuando tenga experiencia en hacerlo. Caso contrario es mejor contratar a un especialista. La estructura se compone de perfil (aluminio), difusor (pantalla), cinta LED, driver, tapas y clip de montaje. La tonalidad se define por la temperatura: 3 000 Kélvines (K) es más cálida, 4 000 K es intermedia entre amarilla y azul (recomendada) y 6 000 K es más blanca (tipo hospital).

Los perfiles pueden empotrarse en techos y paredes, de gypsum. También, asegura Cueva, sirven como bañador de espejos y muebles, incluidas las estanterías de cocina.  Sustituir lámparas, ojos de buey o fluorescentes, es posible con Vitoria, que funciona como luminarias colgantes.

En caso de colocarlos en el piso se adiciona una cinta especial, que permite pisarlo. Incluso, la caída de líquidos no llega a generar problemas.

Algunas de las cintas incluyen tecnología que permite crear 135 efectos de colores, mediante un control remoto. El costo del producto más pequeño (1,20 m) arranca en los USD 40. Y el tiempo de vida útil es de 35 000 horas de vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)