22 de julio de 2017 11:52

Los cineastas ecuatorianos quieren una Cinemateca autónoma y nacional

Nacido en Ecuador y formado en la University of Southern California, Cordero debutó en el cine con la película ‘Ratas, ratones, rateros’ en 1999

Nacido en Ecuador y formado en la University of Southern California, Cordero debutó en el cine con la película ‘Ratas, ratones, rateros’ en 1999. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Fernando Criollo
Redactor

Algunos de los gremios vinculados a la producción cinematográfica en el Ecuador realizaron un pedido al Ministerio de Cultura y Patrimonio a través de su actual titular, Raúl Pérez Torres, para la creación de la Cinemateca Nacional del Ecuador.

La solicitud se hizo extensiva a través de un manifiesto que lleva como encabezado ‘La cinemateca es del cine ecuatoriano’. En el documento se destaca el papel de la Cinemateca Nacional del Ecuador en la investigación del acervo y los archivos audiovisuales, el rescate de las obras cinematográficas, la restauración y preservación de los registros y obras que son patrimonio, así como la publicación de libros y revistas sobre el audiovisual.

Sin embargo, el texto también hace referencia a la situación administrativa de la Cinemateca a la que califica como un estado de “limbo institucional”. Afirmación que parte de la reforma de la estructura orgánica de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que se hizo efectiva a través de la Ley Orgánica de Cultura.

“La Ley Orgánica de Cultura al crear el Núcleo de Pichincha y la Sede Nacional de la CCE, modificó su estructura orgánica de funcionamiento, y al redefinir sus finalidades y competencias como institución adscrita al ente rector del Sistema Nacional de Cultura, colocó en una suerte de limbo institucional y legal, el trabajo y quehacer -de carácter nacional- de la Cinemateca Nacional”.

En ese contexto, los representantes de varios gremios del sector audiovisual proponen la creación de un marco normativo propio. “Se debe pensar en una institución que se sostenga no solo con las asignaciones públicas provenientes del presupuesto del estado, sino también con el aporte privado y la generación de recursos propios a través de los servicios que presta a la comunidad”. También se exhorta al Ministerio de Cultura “resolver el imperativo del espacio legal de la Cinemateca”, para lo cual se plantea que el órgano rector disponga la creación de la Cinemateca Nacional del Ecuador, con capacidad para “manejar su propio presupuesto y elegir democráticamente y en consenso a sus propias autoridades”.

No obstante, Diego Coral, actual director de la Cinemateca, explicó que la institución tiene un carácter nacional y continúa adscrita a la Casa de la Cultura. “Son temas técnicos los que le urgen (atender) a la Cinemateca. Los temas administrativos y el vacío legal tienen que hablarse”, aseguró el funcionario.

Con respecto a la propuesta para la creación de una normativa que rija exclusivamente a la Cinemateca, Coral dijo que implicaría plantear la autonomía de la institución. “Si ahorita la Cinemateca fuera completamente autónoma, los problemas fundamentales aún persistirían. Por eso en lo que hay que trabajar es en que la Cinemateca funcione al cien por ciento”. Coral no descartó que la institución puede desarrollar una planificación y un trabajo con una visión de carácter nacional, que puede llevarse a cabo en coordinación con los núcleos provinciales. “Se puede pensar a la Cinemateca, en la situación actual, como una institución nacional, porque eso es”, concluyó Coral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)