11 de junio de 2017 12:23

El cineasta Rubén Mendoza y la impostura de la realidad

Las películas de Rubén Mendoza se proyectarán hasta el jueves 15 de junio en Multicines El Recreo, Flacso Cine, Cine Universitario y la Cinemateca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Foto: Julio Estella / EL COMERCIO

Las películas de Rubén Mendoza se proyectarán hasta el jueves 15 de junio en Multicines El Recreo, Flacso Cine, Cine Universitario y la Cinemateca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Foto: Julio Estella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Fernando Criollo
Redactor (I)

Con la sala completamente llena, el IV Festival de Cine Latinoamericano La Casa Cinefest recibió a Rubén Mendoza. Director colombiano al que se le dedicó esta primera retrospectiva del festival, con la exhibición de cinco de sus películas. El cineasta estuvo presente en la proyección de ‘Memorias del Calavero’ (2014), la noche del sábado 10 de junio, para compartir con el público la experiencia de su producción.

‘Memoria del Calavero’ es uno de los cinco largometrajes que alimentan su filmografía. Cinta que cuenta la historia de un hombre que convence a un documentalista de que lo acompañe en el último y más importante viaje de su vida.

Video: YouTube
Canal: Rubén Mendoza


Ese personaje es el ‘Cucho’, un hombre marginado que ha vivido en la calle por más de 35 años.pero hay algo curioso en este hombre de abundante barba y cabello largo, cuyo blancuzco tono marca un alto contraste con su tez trigueña. Hay algo impostado en la sucesión de las historias que forman su destino y, sin embargo, también hay miradas y expresiones que marcan las intenciones del protagonista que se perciben como auténticas y fieles a una compleja realidad.

Y es que a pesar de que el ‘Cucho’ se somete a los rigores del cine argumental como un actor, también resulta que el protagonista está recreando su propia vida, a modo de un documental. El hombre dentro y fuera de la historia ha sido diagnosticado como VIH positivo y es buscado por la policía, así como por gente que quiere acabar con el. Mientras la estética y subjetividad de ciertos planos son argumentos válidos a favor de la ficción, el recorrido de una cámara intencionalmente caótica y la espontaneidad de ciertas acciones apelan a favor del documental.

Hay un secreto que solo será revelado cuando llegue a su tierra natal, que guía el desarrollo de la historia, y en ese afán por llegar a su destino yace la idea de ser parte de una ‘road movie’, que se carga de emoción en cada giro que se vuelve una incerteza. Como cuando el ‘Cucho’ cree que la intención de filmar su viaje, es que el equipo de producción quiere lucrar a costa de su enfermedad y destino.

A final de cuentas, la historia de un “inútil” dirá el propio director, refiriéndose a la celebración de la vacuidad y al reencuentro con un hombre-personaje que por años “se ha dedicado a no hacer nada” y que se ha embarcado en este proyecto cinematográfico porque le ha confesado al realizador que “no quiere morir solo, como un perro en la calle”. Un amigo que un año después del rodaje se dejó devorar por la eternidad, para quedar inmortalizado en las ‘Memorias del Calavero’.

Las películas de Rubén Mendoza se proyectarán hasta el jueves 15 de junio en Multicines El Recreo, Flacso Cine, Cine Universitario y la Cinemateca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)