2 de March de 2015 20:16

Las cifras de embarazos en el país crecieron en niñas de 10 a 14 años

Sara dio a luz hace dos años a su hija y vivió en Adole Isis desde su cuarto mes de embarazo, por decisión de su madre. El padre de la niña las abandonó. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO.

Sara dio a luz hace dos años a su hija y vivió en Adole Isis desde su cuarto mes de embarazo, por decisión de su madre. El padre de la niña las abandonó. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Ana María Carvajal
Redactora (I)

Nueve chicas viven con sus pequeños hijos en Adole Isis, una casa de acogida del Patronato Municipal San José, ubicada en el norte de Quito. Otras, como Nataly, de 15 años, solamente visitan este lugar por las tardes, luego de ir al colegio.

Pero todas comparten una difícil tarea: aprenden a ser mamás a una edad en la que sus amigas aún piensan en fiestas, paseos, estudios universitarios a futuro y ven a la maternidad como algo aún lejano.

El pasado 28 de febrero, el presidente Rafael Correa anunció que la Estrategia Nacional Interseccional de Planificación Familiar y Prevención del Embarazo de Adolescentes (Enipla) dejará de existir para convertirse en el Plan Familia Ecuador, que estará a cargo de Mónica Hernández.

Se planteó a la abstinencia como un principio básico para disminuir las tasas de embarazo a temprana edad en el país. Además, resaltó la importancia de una formación familiar y en valores.

Augusto Espinosa, ministro de Educación, explicó ayer, 2 de marzo, que “no hay talleres de valores, los valores no se enseñan teóricamente, los valores se viven”. Agregó que junto a la Secretaría del Buen Vivir se espera realizar actividades mensuales relacionadas con un valor específico cada mes, en los establecimientos educativos.

Sin embargo, el ginecólogo Santiago Córdova cree que este tipo de acciones no solucionan esta problemática. Él considera que es necesario que la educación sexual tenga bases en cuanto a valores, pero no se puede cerrar los ojos frente a una realidad: muchos niños empiezan su vida sexual a los 12 años y es necesario que aprendan a usar el condón o la píldora, para evitar contagios de enfermedades y embarazos no deseados.

Córdova afirma que si no hay estrategias rigurosas de difusión en escuelas y colegios, con personal capacitado que imparta educación sexual, es complicado bajar las tasas de embarazo adolescente.

El vientre abultado de Nataly resalta en su delgada figura y su camiseta del uniforme deja ver su ombligo sobresalido. Está a dos meses de dar a luz. Ahora, su familia está emocionada por el bebé que vendrá. Pero en enero, su madre le dio algunas cachetadas luego de confirmar sus sospechas.

Ahora, el padre de la bebé, un chico de 20 años, consiguió un trabajo, mientras ella estudia. Asegura que nunca pensó que podría ocurrirle a ella. De hecho, usó preservativos la mayoría de veces que mantuvo relaciones sexuales con su novio. Sin embargo, un día él no quiso ponérselo. Y ella se lo permitió.

Confiesa que si pudiera volver el tiempo, no le exigiría a él que usara condón, usaría ella un método anticonceptivo. No está lista para ser mamá, pero está dispuesta a asumirlo con responsabilidad.

Aunque recibió charlas de educación sexual, no cree que le hayan sido útiles y afirma que a sus compañeras les quedan aún muchas dudas. Ella continuará estudiando. Tiene suerte. Sara, en cambio, dio a luz a sus 17 años y dos años después aún no ha podido volver a estudiar. El padre de su hija la abandonó y ella se sostiene con su trabajo y con el apoyo de su familia.

Según datos del INEC, en el 2012 se registraron 122 301 embarazos adolescentes; una cifra mayor que la del 2009, cuando hubo 121 288 jóvenes embarazadas.

No obstante, el presidente Correa dijo que en los últimos años se ha reducido el embarazo adolescente. Él afirmó que entre el 2010 y el 2014, el embarazo en las mujeres entre 15 y 19 años disminuyó del 60,61% al 56,08%. Sin embargo, los embarazos en adolescentes entre 10 y 14 años subieron en ese período de 1,98% a 2,16%.

Por ello, este es el principal motivo por el cual jóvenes de entre 10 y 17 años solicitan atención hospitalaria. Según la Organización Mundial de la Salud, las complicaciones durante el parto siguen siendo la segunda causa de muerte en este grupo etario.

Silvia Pabón, directora de Adole Isis, considera que los adolescentes suelen asumir al sexo como una forma de recibir cariño y generar un sentido de pertenencia. Quieren sentirse atendidos y eso ha causado que en Ecuador baje la edad de iniciación sexual de 15 a 12 años.

Afirma que estos embarazos tempranos y muchas veces traumáticos podrían evitarse si los niños, de acuerdo con su edad, recibieran educación sexual a tiempo. Y por eso es básico fortalecer la triada: información correcta y oportuna a padres, educadores y jóvenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)