11 de febrero de 2017 16:11

Cientos de visitantes llegan a la cripta donde fue sepultado Monseñor Luna

La cripta de monseñor Luis Alberto Luna Tobar fue abierta el fin de semana para que los fieles lo visiten. Foto: Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

La cripta de monseñor Luis Alberto Luna Tobar fue abierta el fin de semana para que los fieles lo visiten. Foto: Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe
(I)

Unas 80 personas del cantón Valencia, de Los Ríos, visitaron este sábado 11 de febrero del 2017 la cripta de la Catedral de la Inmaculada Concepción. Allí descansa el cuerpo del arzobispo Emérito de Cuenca, Luis Alberto Luna Tobar, quien falleció en Quito el 7 de febrero.

Los riosenses de la Congregación del Verbo Divino, todos adultos, llegaron al subsuelo del templo en dos grupos y oraron frente al sepulcro donde, en la parte alta, aparece una foto de Monseñor. Luego contaron a este Diario que sintieron profunda tristeza al conocer la noticia de su fallecimiento.

La delegación riosense estuvo liderada por el sacerdote de India, Sirius Kullu sud, quien hace 18 años llegó a Ecuador. Él lo recuerda como una persona humilde y trabajadora. “Asistí a una de las charlas que él solía dar a los jóvenes en Quito, también en Cuenca. Siempre defendía a los desamparados”.

Alejandro Villamil contó que, en dos buses, salieron del cantón Valencia a las 23:00 del viernes 10 de febrero y llegaron a la capital azuaya a las 06:00 de hoy (11 de febrero). “Conozco que fue Arzobispo de Cuenca por muchos años, un ejemplo para todos, que siempre luchó por los derechos humanos”.

Las visitas no se extienden más de 15 minutos, con el propósito de evitar aglomeraciones. Los primeros en ingresar a la cripta lo hicieron por una puerta interna de la Catedral de la Inmaculada Concepción. Otros, más tarde, entraron por una puerta externa del templo, que queda en la calle Sucre.

Este sábado 11 de febrero, los pasillos de la cripta se llenaron de seguidores del Monseñor Emérito de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Este sábado 11 de febrero, los pasillos de la cripta se llenaron de seguidores del Monseñor Emérito de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Los habitantes del campo son quienes más recuerdos tienen de Luna Tobar. El azuayo Leonardo Guamo, por ejemplo, destaca el apoyo que siempre brindaba a la gente de escasos recursos. “Él visitaba a los más humildes y les ayudaba, mis padres lo recuerdan con gran afecto”.

Mientras el cuencano Pablo Peña confesó que, solía participar en las misas de Monseñor porque daba unos sermones con gran contenido. “Fue un gran Obispo, me gustaba asistir a los actos religiosos de Semana Santa, eran diferentes”. A su criterio, su carisma será recordado por siempre.

Uno de los supervisores de la Catedral contó que, por disposición del Monseñor de Cuenca, Marcos Pérez, este sábado 11 y domingo 12 de febrero el ingreso a la cripta será gratuito.

En días ordinarios, el tour turístico religioso a la cripta y otros lugares del templo cuesta USD 2. De lunes a viernes, la atención es de 09:00 a 16:15; mientras el sábado es de 10:00 a 18:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)