1 de September de 2013 00:01

Videojuegos, una terapia cerebral

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los videojuegos de estrategia podrían ayudar a mejorar su flexibilidad cognitiva. Es decir, la capacidad para adaptarse, cambiar de actividades rápidamente y pensar en ideas múltiples en un momento dado para resolver problemas.

Así lo sugiere un estudio hecho en Estados Unidos con 72 voluntarios. En el estudio, las personas interactuaron con StarCraft, un videojuego de estrategia donde debían construir y organizar ejércitos para combatir a un enemigo. Otros, jugaron con The Sims, un popular videojuego de red social que no requiere mucha memoria ni táctica.

Todos los voluntarios jugaron por 40 horas por un período de seis a ocho semanas, y fueron sometidos a una serie de pruebas psicológicas antes y después de experimentar los videojuegos.

Los investigadores de este estudio descubrieron que los que interactuaron con el primer juego, -el de estrategia-, eran más rápidos y precisos en la realización de tareas de flexibilidad cognitiva que los que jugaron el último, que no requería memoria.

Así, el investigador Brian Glass explica en el sitio de la Queen Mary University of London que no solo los videojuegos de acción pueden acelerar la toma de decisiones de las personas en la vida.

"Los juegos de estrategia en tiempo real también pueden promover nuestra capacidad para pensar sobre la marcha y aprender de los errores del pasado", dice el especialista, quien considera a la flexibilidad cognitiva piedra angular de la inteligencia en los seres humanos.

"Nuestro estudio demuestra que no es un rasgo estático, que se puede entrenar y mejorar con el uso de herramientas de aprendizaje divertidas como juegos".

Ahora lo que quieren saber es si lo que logran los videojuegos es permanente o si disminuye con el pasar de los tiempos.

Estas características descubiertas en el estudio pueden ser aplicadas a jugadores sin un rango definido de edad. La investigación también detalla que, a pesar de los aspectos positivos de un videojuego, siempre es adecuado realizar un seguimiento del consumo. Es decir, si son niños o adolescentes los que están jugando, los padres deben supervisar la experiencia y asignar horarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)