21 de December de 2013 00:02

Un satélite contará el número de estrellas de la galaxia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El satélite GAIA, el telescopio más complejo de la historia de Europa, despegó a bordo de una lanzadera rusa Soyuz desde el Centro Espacial Europeo de Kurú, en la Guayana francesa, con la misión de censar mil millones de estrellas y forjar un mapa en 3D de la Vía Láctea.

Ese satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA), que ha tardado 20 años en desarrollarse gracias a un presupuesto de unos USD 1 300 millones, ayudará a comprender el origen y la evolución de la galaxia a través de un catálogo del 1% de sus astros.

El telescopio viajará durante un mes hasta una órbita situada a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en uno de los llamados puntos de Lagrange, que proporciona un emplazamiento estable e idóneo para las observaciones que efectuará el satélite.

Allí GAIA comenzará a escudriñar la galaxia con dos telescopios con un plano focal combinado, 10 espejos redondeados, un fotómetro, un espectrómetro y un astrómetro que le conceden una precisión que le permitiría ver nítidamente desde la Luna un escarabajo que caminase por el planeta. Esa tecnología, basada en carbono de silicio, se empleará para cartografiar la Vía Láctea en tres dimensiones y elaborar un censo de unas mil millones de estrellas, el uno por ciento de las que pueblan nuestra galaxia, observando alrededor de 70 veces cada astro durante cinco años de vida útil.

De esa forma, el satélite podrá determinar sus brillos, velocidades y posiciones, incluyendo la distancia que las separa de la Tierra, un cálculo imposible de realizar con precisión desde la superficie del globo.

Los científicos esperan también que el satélite descubra otros millones de objetos celestes, como planetas situados fuera del sistema solar, estrellas fallidas (enanas marrones), asteroides y cometas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)