9 de December de 2011 16:32

Los hombres prehistóricos inventaron los ambientes antimosquitos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Los hombres prehistóricos en la región que actualmente es Sudáfrica inventaron el concepto de vivienda “a prueba de paludismo” hace más de 75 000 años, al recubrir sus esteras con plantas dotadas de virtudes insecticidas.

Un equipo de investigadores dirigidos por la profesora Lyn Wadley, presentó este viernes en la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, el mismo día en que el estudio fue publicado en la revista Science, los resultados de las búsquedas en la cueva de Sibudu, en la provincia de Kwazulu-Natal (este).

Allí el equipo encontró los rastros conocidos más antiguos de una estera vegetal y la utilización de plantas medicinales.

Los científicos descubrieron y estudiaron literas fosilizadas, la más antigua fechada hace 77 000 años. Preservada bastante bien, está compuesta de una capa de tallos de junco y de carex (una planta de la misma familia), recubierta por una finísima capa de hojas de la planta “Cryptocarya woodii”.

Son las hojas de este arbusto que contienen productos químicos con virtudes insecticidas y larvicidas y que, una vez aplastadas, tienen la propiedad de repeler los mosquitos.

“La elección de esas hojas para la construcción de las literas sugiere que los primeros ocupantes de Sibudu tenían un conocimiento preciso de las plantas de los alrededores, y que conocían sus virtudes medicinales”, aseguró Lyn Wadley.

“Podría decir incluso que se trata del primer sistema de cuidados de higiene y de salud”, agregó con una sonrisa la científica, subrayando que la lucha contra los mosquitos es un desafío vital en esta zona en donde el paludismo debió ser un peligro mortal durante miles de años.

Las osamentas de animales y las herramientas halladas mezcladas con juncos y hojas demuestran por otra parte que estas esteras vegetales no sólo servían como lecho sino también como espacio de vida, de trabajo y de comida lo que permitía pasar horas y criar a los niños fuera del alcance de los mosquitos y los parásitos.

Los investigadores, sudafricanos, estadounidenses y alemán, establecieron que estas literas eran quemadas regularmente por sus ocupantes, lo que prueba una voluntad de sanear el sitio entre dos periodos de ocupación.

“Es raro que los arqueólogos puedan dar cuenta de actividades domésticas de los hombres prehistóricos”, se congratuló la profesora Wadley. “Es lo que hace este descubrimiento tan particular”, añadió.

El sitio Sibudo, excavado desde 1998, ya era conocido por su riqueza. Se hallaron allí conchas perforadas, probablemente utilizadas para la confección de adornos, pero también puntas de hueso talladas para la caza, lazos y trampas. En ese lugar también se produjo pegamento para enmangar las herramientas de piedra.

Lyn Wadley y otros investigadores hallaron indicios que permiten pensar que la técnica del arco y las flechas también fue desarrollada.

Los hombresprehistóricos inventaron los ambientes antimosquitos

 

 Por Christophe Beaudufe

 

 = (Fotos) =

 

 

 

 JOHANNESBURGO, 9 Dic 2011 (AFP)

 

Los hombres prehistóricos en la región que actualmente es Sudáfricainventaron el concepto de vivienda a prueba de paludismohace más de 75 000 años, al recubrir sus esteras con plantas dotadas devirtudes insecticidas.

 

Un equipo de investigadores dirigidos por la profesora Lyn Wadley, presentóeste viernes en la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, el mismo díaen que el estudio fue publicado en la revista Science, los resultados de lasbúsquedas en la cueva de Sibudu, en la provincia de Kwazulu-Natal (este).

 

Allí el equipo encontró los rastros conocidos más antiguos de una esteravegetal y la utilización de plantas medicinales.

 

Los científicos descubrieron y estudiaron literas fosilizadas, la másantigua fechada hace 77 000 años. Preservada bastante bien, está compuesta deuna capa de tallos de junco y de carex (una planta de la misma familia),recubierta por una finísima capa de hojas de la planta Cryptocarya woodii.

 

Son las hojas de este arbusto que contienen productos químicos convirtudes insecticidas y larvicidas y que, una vez aplastadas, tienen lapropiedad de repeler los mosquitos.

 

La elección de esas hojas para laconstrucción de las literas sugiere que los primeros ocupantes de Sibudu teníanun conocimiento preciso de las plantas de los alrededores, y que conocían susvirtudes medicinales, aseguró Lyn Wadley.

 

Podría decir incluso que se tratadel primer sistema de cuidados de higiene y de salud, agregó con una sonrisa la científica,subrayando que la lucha contra los mosquitos es un desafío vital en esta zonaen donde el paludismo debió ser un peligro mortal durante miles de años.

 

Las osamentas de animales y las herramientas halladas mezcladas conjuncos y hojas demuestran por otra parte que estas esteras vegetales no sóloservían como lecho sino también como espacio de vida, de trabajo y de comida loque permitía pasar horas y criar a los niños fuera del alcance de los mosquitosy los parásitos.

 

Los investigadores, sudafricanos, estadounidenses y alemán,establecieron que estas literas eran quemadas regularmente por sus ocupantes,lo que prueba una voluntad de sanear el sitio entre dos periodos de ocupación.

 

Es raro que los arqueólogos puedandar cuenta de actividades domésticas de los hombres prehistóricos, se congratuló la profesora Wadley.Eslo que hace este descubrimiento tan particular, añadió.

 

El sitio Sibudo, excavado desde 1998, ya era conocido por su riqueza. Sehallaron allí conchas perforadas, probablemente utilizadas para la confecciónde adornos, pero también puntas de hueso talladas para la caza, lazos ytrampas. En ese lugar también se produjo pegamento para enmangar lasherramientas de piedra.

 

Lyn Wadley y otros investigadores hallaron indicios que permiten pensarque la técnica del arco y las flechas también fue desarrollada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)