8 de March de 2013 11:44

Expertos mexicanos y españoles exploran sitio paleontológico en sur de México

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Expertos mexicanos y españoles estudian un sitio paleontológico descubierto en 2006 en Chazumba, en el sureño estado de Oaxaca, e intentan determinar si en esa zona había "presencia humana" hace 25.000 años, informaron hoy fuentes oficiales.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) precisó en un comunicado que en esa localidad de Oaxaca han sido encontrados cientos de restos de animales extintos que habitaron la Tierra hace 25.000 años, así como lascas de sílex, posiblemente hechas por el hombre.

De confirmarse lo anterior, "se trataría de gente que llegó en una de las primeras oleadas de grupos humanos al continente americano", explicó el paleontólogo español Eudald Carbonell, quien llegó a México para participar en las excavaciones del sitio.

Carbonell es el director del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), que desarrolla junto con el INAH el estudio del sitio paleontológico, descubierto luego de un grupo de pobladores que exploraban una barranca hallaron fragmentos de huesos de animales de grandes dimensiones.

El paleontólogo mexicano Joaquín Arroyo Cabrales, quien trabajaba en ese tiempo en un proyecto conjunto con Ramón Viñas-Vallverdú, investigador del IPHES, verificó que se trataba "de restos de animales extintos, propios de finales del Pleistoceno".

Así el INAH y el IPHES pusieron en marcha su primer proyecto de investigación conjunto luego de que los expertos "detectaron una rica presencia de restos de ejemplares desaparecidos, que pueden ayudar a reconstruir el paleoambiente que hubo en el lugar hacer 25 000 años".

También encontraron "una serie de evidencias de modificación en piedra y hueso que pudieron haber sido hechas por la mano del hombre y, posiblemente, tienen relación con los restos de animales de esa época", apuntó la institución mexicana.

En el sitio se han hecho trabajos en los últimos años en dos frentes de excavación sobre las paredes de la barranca, uno de 40 metros cuadrados y otro de 20, donde han sido hallados huesos de gonfoterio (paquidermo parecido al mamut, pero más pequeño), perezoso gigante, venado, tortuga, rata montera y conejo, entre otras especies.

Sobre las lascas, Arroyo indicó que son muy similares a los materiales líticos descubiertos en otro sitio conocido como El Cedral, ubicado en el central estado de San Luis Potosí, cuyos estudios apuntan a la presencia del hombre desde hace 31.000 años.

Sin embargo, Arroyo y Viñas-Vallverdú consideran necesario encontrar en Chazumba un mayor número de estos objetos para determinar que si son resultado de un trabajo humano, además de realizarles estudios de lítica para establecer si tienen marcas de uso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)