Ciencia

Conozca las clases de eclipses lunares y el significado de las tétradas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 2
Contento 6
14 de April de 2014 16:36

El eclipse lunar es un evento astronómico en el cual la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna. Este fenómeno causa el oscurecimiento parcial o total del satélite natural de nuestro planeta. Debido a que la proyección de la Tierra se produce en dos partes -umbra y penumbra-, los eclipses se dividen en: penumbral, parcial y total.

La diferencia radica en la intensidad del oscurecimiento de la Luna. En el caso del eclipse penumbral el oscurecimiento es apenas sutil. El segundo ocurre cuando solo una parte de la Luna entra en el umbral que proyecta la sombra de la Tierra. Y, finalmente, el eclipse total se produce cuando se alinean los tres cuerpos celestes y la Luna se encuentra en fase de luna llena. Este fenómeno se produjo, por última vez, el 10 de diciembre de 2011.

La NASA apunta a que los eclipses se producen alrededor de dos veces al año, pero no todos son totales. Cabe señalar que en los primeros 25 años de este nuevo siglo sucederán 22 eclipses totales que podrán ser vistos en diferentes continentes (consultar línea de tiempo) del planeta. El primero de ellos se observó el 16 de mayo del 2003 y el último ocurrirá el 7 de septiembre del 2025 en Asia, África y Europa.

[[OBJECT]]Este eclipse es también conocido como de 'sangre' debido al color rojo de la luna. Foto: GDA.

Otra de las particularidades de este fenómeno, que podrá ser visto la madrugada del martes 15 de abril en Ecuador, es que se trata de una tétrada. Esto se refiere a una serie de cuatro eclipses ocurren en un intervalo de tiempo corto. Esta nueva tétrada sucede, cronológicamente, de la siguiente manera: 15 de abril de 2014, 8 de octubre de 2014, 4 de abril de 2015 y finalmente el 28 de septiembre de 2015.

Estas series de eclipses no tienen fechas establecidas. Durante el intervalo de trescientos años, desde 1600 a 1900, no se produjo ninguna.

El color rojo de la Luna se debe a la incandescencia causada por el Sol, el cual irradia una increíble luz sobre la sombra de la Terra y alcanza al satélite.

Uno de los pioneros en la observación de los eclipses es el griego Ptolomeo. En su libro, el Tetrabiblo, él estudia este fenómeno en detalle luego de realizar una analogía entre países y estrellas. Cristóbal Colón, por su parte, pudo observar el eclipse lunar de 1494 y predijo el siguiente suceso de 1504.