20 de marzo de 2017 00:00

Chuck Berry, el padre del rock & roll

El guitarrista falleció el sábado a los 90 años, en San Luis. Foto: Archivo AFP

El guitarrista falleció el sábado a los 90 años, en San Luis. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 14
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Pamela Castillo D. Redactora
[email protected] (I)

En una época puritana, en plena década de los 50, cuando el sonido musical más poderoso que se conocía era el del ‘rhythm and blues’, un guitarrista llamado Chuck Berry decidió añadir riffs poderosos, que dieron como resultado ­sonidos sensuales, modernos e imparables. Así es como nació el rock & roll, de la mano de los éxitos Maybellene y ­Johnny B. Goode (esta canción tiene el riff más caracterís­ti­co del género musical).

Este nuevo sonido no era seductor como el de Little Richard, ni ‘endiablado’ como el de Fats Domino, ni primitivo como el de Bo Diddley, ni lleno de alma como el de Elvis Presley... Maybellene y Roll Over Beethoven sonaban a juventud, con un líder muy atípico: una guitarra eléctrica.

Chuck Berry, que falleció el sábado a los 90 años, deja un gran legado en el mundo de la música. Se destacó porque, entre varias hazañas, incorporó en sus conciertos gestos y movimientos que no habían sido vistos antes. De ahí nació el célebre paso ‘duckwalk’ (baile del pato), que terminó por convertirse en el baile más icónico del rock & roll, imitado por decenas de miles artistas.

Nació en San Luis, en octubre de 1926. Sus padres fueron Martha, una profesora de escuela, y Henry, un contratista y diácono baptista. Fue el tercero de seis hermanos.

Estudió en la Summer High School, la primera escuela secundaria para afroamericanos, y fue precisamente en ese lugar donde dio su primera presentación musical: una versión de la canción Confessin’ the Blues, de Jay McShann.

Aprendió a tocar la guitarra gracias al libro ‘Nick Manoloff’s Guitar Book of Chords’. Nunca supo escribir ni leer bien, pero con la guitarra mantuvo una comunicación especial. A diferencia de muchos de sus colegas contemporáneos, Berry componía y cantaba su propio material, que luego defendía en actuaciones en el escenario.

En su adolescencia se volvió un aficionado de la fotografía, lo que le permitió dar un paso más en el mundo de la música: a través de letras plagadas de imágenes. Sus canciones hablan de autos, mujeres, calles, casas... Son como fotografías sociales llenas de rock & roll.

El cine también se empapó de la audacia y versatilidad de Chuck Berry. Una de las escenas más icónicas de la gran pantalla en la cinta ‘Volver al futuro’, es cuando el protagonista, Marty McFly, interpreta el tema Johnny B. Goode ante un público que jamás había ­escuchado esa canción.

Los hitos
1955
Estrenó su primer sencillo, Maybellene, con el que se convirtió en el primer músico negro en tener sencillo dentro del ‘top’ Billboard.
1957
Lanzó su primer disco de estudio, ‘After School Session’. Ese mismo año participó en la película ‘Mister Rock & Roll’, de Charles S. Dubin.
1985
Su éxito Johnny B. Goode, de 1958, fue parte de la banda sonora de la película ‘Volver al futuro’, tocada por su protagonista, Michael J. Fox.
1987
Salió a la luz el documental ‘Hail! Hail! Rock & Roll’, donde se hizo un recorrido por los conciertos que Chuck Berry dio por sus 60 años, junto a Keith Richards y Eric Clapton.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)