30 de September de 2014 22:10

'Choque de décadas' recurre a la nostalgia y al talento

Gamatv estrenó ‘Choque de décadas’. Cada sábado, compite el espectáculo de cada época. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Gamatv estrenó ‘Choque de décadas’. Cada sábado, compite el espectáculo de cada época. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 9
Contento 0
Fernando Criollo.  Redactor (I)
fcriollo@elcomercio.com

Las cámaras se encienden y la máquina de ilusiones se echa a andar. El pasado viernes (26 de septiembre de 2014), en uno de los set de Gamatv se grababa el segundo episodio de ‘Choque de décadas’, un ‘talent show’ que se integró a la programación del canal desde el sábado (27 de septiembre) en horario nocturno.

En el programa participan cinco equipos que representarán a una década, entre los años 60 y los 2000, quienes se enfrentarán para definir cuál es la mejor de todos los tiempos. El productor Jorge Pérez explica que el proyecto combina el ‘talent show’ con el ‘reality’.

De lunes a viernes, los participantes prepararán sus números en La Academia. Allí trabajarán con cuatro instructores que los ayudarán a desarrollar sus habilidades en actuación, canto y baile. Los detalles de este proceso se transmitirán en una tira diaria (23:00), en un formato de ‘reality’ en el que el televidente podrá ser testigo del trabajo artístico y escénico pero también de la relación entre los miembros del grupo, sus logros y sus conflictos.

Los resultados de este trabajo se verán cada sábado (21:00), en una gala en la que los participantes demostrarán su talento en las distintas disciplinas artísticas. Cada uno de estos shows de talento tendrá un eje temático, como la música ecuatoriana, la latina, el cine, la televisión, entre otros. Así, el objetivo del ‘reality’ es generar expectativa en la audiencia y darle continuidad al show de talentos el fin de semana.

El equipo técnico guarda silencio mientras el público estalla en algarabía cuando se anuncia a una cantante de la música popular ecuatoriana... Su nombre lo sabrá este sábado. Ella es una de los invitados vip que asistirá a cada gala.

El primer programa se vivió entre intensas emociones. La competencia arrancó con cinco grupos de siete participantes cada uno. Esto, tras un ‘casting’ en cinco ciudades al que asistieron unas 5 000 personas.

Tras una primera ronda de presentaciones, un participan­te de cada equipo fue eliminado por la invitada vip. Lo mismo sucederá en el segundo programa. A partir de ahí, la calificación será grupal y la mecánica del programa hará que el público se integre de forma participativa.

Para eso se ideó un sistema en el que los espectadores podrán votar a través de mensajes de texto, redes sociales y aplicaciones para dispositivos móviles. El invitado vip tendrá un voto representativo en el puntaje final.

En cada corte, el equipo de producción vuelve al ajetreo. Todos corretean en el set retocando vestuario y maquillajes y revisando cámaras, monitores, luces y sonido.

Entre cada participación, Karla Kanora y ‘Juancho’ López se alternan la presentación del programa. Para ambos la conducción es una faceta nueva en sus carreras.

“Este nuevo rol me pone más cerca de los participantes, de sus motivaciones y aspiraciones”, explica Karla, quien en su debut se contagió de las emociones del público y los participantes.

Luego de casi tres años lejos de las pantallas ‘Juancho’ confiesa que ya extrañaba la televisión. “Ahora el público encontrará a un Juancho que conserva la misma esencia pero asumiendo un rol distinto”. Un cambio que –según dice– es un reflejo de su madurez personal y profesional.

Tras el último corte, las cámaras se apagan, el equipo de producción evalúa el trabajo. En los camerinos, los padrinos de cada década hacen lo mismo mientras se toman un descanso.

Estela Álvarez calcula que tendría unos 28 años en la década de los 60, cuando dejó el país para irse de gira con una compañía española de teatro y convertirse en actriz. Piazzolla, Rocío Jurado y Sandro son algunos de los nombres de una época que ella la evoca desde el romance y la nostalgia.

Para Oswaldo Valencia, en cambio, los 70 fue una época de desenfreno al ritmo de la música disco. Tras la primera gala, ‘Mr. Soul Train’ empieza a definir con más claridad las fortalezas y debilidades de sus ahijados. Estela Redondo hace lo mismo y destaca la cohesión del grupo de la década de los 80 a la que representa.

Para Sergio Sacoto, los 90 fue el momento en el cual empezó a hacer música bajo la influencia de nuevos sonidos gestados en el rock y en el pop. En el 2000, los Verde 70, banda a la que pertenecía Darío Castro, lanzaba su primer álbum.

Para el músico ecuatoriano, el cambio de siglo fue un período de transición en la política, en la tecnología y en el espectáculo. Por eso, coincide con sus compañeros en que el programa tiene la ventaja de que puede –además de entretener–proponer reflexión a partir de los recuerdos.

Los padrinos y madrinas

1960. Estela Álvarez
Con vasta experiencia como actriz de cine, teatro y televisión.

1970. Oswaldo Valencia
Con una trayectoria de más de 40 años en la televisión y la radio.

1980. Estela Redondo
Con una amplia experiencia en actuación en teatro, cine y TV.

1990. Sergio Sacoto
Exlíder y fundador de Crucks en Karnak y cantante solista.

2000. Darío Castro
Inició su carrera con Verde 70 y ahora lo hace como solista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)