20 de enero de 2015 13:23

China diversifica su oferta de restaurantes y bares con temáticas originales

En esta cafetería se sirven las bebidas en bolsas de sangre, y también hay repostería en forma de ataúd, fantasmas o dedos de bruja. Foto: idealshanghai.com

En esta cafetería se sirven las bebidas en bolsas de sangre, y también hay repostería en forma de ataúd, fantasmas o dedos de bruja. Foto: idealshanghai.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Desde restaurantes futuristas con personal robótico o con camareros extranjeros con el torso desnudo a bares que sirven bebidas rojas en bolsas de sangre, los comedores y bares de temática singular están ganando cada vez más popularidad en China ante la creciente demanda de consumo y entretenimiento.

En un país donde la cultura gastronómica constituye un elemento fundamental en la vida de la población, la originalidad y la diversión son dos apuestas seguras para hacer más caja y un aliciente para atraer a una mayor clientela, especialmente entre los jóvenes, que no solo buscan comer sino un plus de diversión.

Así, van surgiendo casi cada día nuevas propuestas para todos los gustos, especialmente para los amantes de la ciencia ficción y la tecnología, ya que pueden disfrutar de varios restaurantes con temática futurista.

Es el caso de un popular restaurante en la provincia de Anhui (este de China) que cuenta con una característica especial: el servicio de camareros está íntegramente formado por 30 robots.
Los androides no sólo son capaces de repartir los platos a los clientes, sino que pueden tomar nota, cocinar platos locales o de estilo occidental e incluso entretener a la clientela.

Los robots navegan por el restaurante con el uso de un sistema de detección óptica, lo que les permite servir independientemente a cualquier mesa del restaurante y son capaces de pronunciar algunas frases en mandarín y en el dialecto local como "buen provecho".

La originalidad y fantasía de los locales no tiene límite, especialmente si se inspiran en la creciente popularidad de series de televisión de temática vampírica. "A los clientes les gusta la experiencia porque les parece interesante y no encuentran este tipo de locales fácilmente en el mercado", explica Hsin Hsia a EFE, gerente del Vampire Coffee en Liaoning (noreste).

En esta cafetería, frecuentada sobre todo por mujeres jóvenes, se sirven las bebidas -con colorante para darles un toque rojo oscuro- en bolsas de sangre por un precio de 35 yuanes (5 euros), y también hay repostería en forma de ataúd, fantasmas o dedos de bruja.

Foto: idealshanghai.com

Postres y tazas de café de Vampire Coffee. Foto: idealshanghai.com


Si el gusto del cliente es más tradicional y siente nostalgia de épocas pasadas, un restaurante en la provincia occidental de Gansu ofrece "una vuelta" a la época maoísta. Los camareros van uniformados como los famosos 'guardias rojos' de la Revolución Cultural de Mao Zedong, mientras que el local, decorado con retratos del "Gran Timonel" y cuadros de la revolución maoísta, cuida hasta el mínimo detalle, de forma que los camareros lucen brazaletes rojos y adoptan la forma de hablar de la época.

Camareros occidentales masculinos con buen físico y sin camiseta. Esa es otra de las ideas de un restaurante de Sichuan (oeste) que, para bien o para mal, ha captado la atención de los medios locales y la clientela femenina, eso sí, para disgusto de sus parejas.

El mayor número de críticas positivas las ha recibido un restaurante de Guagxi (sur) que permite al cliente experimentar las dificultades diarias de una persona con discapacidad auditiva. Conocido por ser el primer restaurante "silencioso", el 80 % de la plantilla son trabajadores sordos o con una discapacidad auditiva que utilizan el lenguaje de los signos y cuadernos de notas para comunicarse con los clientes.

También Du Xin, el dueño de otra cafetería, se inspiró en la exitosa serie de los 90 'Friends' para abrir su propia réplica de Central Perk, la famosa cafetería donde los seis protagonistas se reunían.

Xin, gran admirador de esa serie televisiva, incluso se viste como Gunther, el camarero de la pantalla chica, para dar mayor realismo al local y hacer sentir a los clientes como uno de los personajes interpretados, entre otros por Jeniffer Aniston o Courtney Cox. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)