3 de junio de 2015 16:00

Padres, maestros y psicólogos toman medidas por el juego Charlie Charlie en Ecuador

El fenómeno empezó en las redes sociales en Estados Unidos. La etiqueta #CharlieCharlieChallenge se difundió masivamente en pocos días. Foto: Diario El Tiempo/ GDA

El fenómeno empezó en las redes sociales en Estados Unidos. La etiqueta #CharlieCharlieChallenge se difundió masivamente en pocos días. Foto: Diario El Tiempo/ GDA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 129
Triste 24
Indiferente 70
Sorprendido 58
Contento 54
Redacción Guayaquil (I)

Para conocer de qué se trata el juego Charlie Charlie, desde la semana pasada, varios padres han sido convocados a reuniones en distintos colegios de Guayaquil. Sobre todo porque se ha vuelto viral entre los jóvenes desde fines de mayo.

“Estamos preocupados. Se oyen tantas historias entre los chicos: que no pueden dormir, que sienten espíritus, que los persiguen...”, comentó una madre de un colegio público del cantón Durán.

El fenómeno empezó en las redes sociales en Estados Unidos. La etiqueta #CharlieCharlieChallenge se difundió masivamente en pocos días. El juego consiste en poner en equilibrio dos lápices en forma de cruz, sobre una hoja dividida en cuatro y cada cuadrante marcado con las palabras ‘Sí’ y ‘No’. Luego, al hacer algunas preguntas, el lápiz gira, supuestamente, movido por un espíritu que responde.

Sin embargo, recientemente se conoció que todo se trataría de un truco publicitario. Más que un hecho paranormal, sería la promoción de una película de terror de Warner Bros.

La Horca’ narra la historia de un grupo de jóvenes que intenta contactarse con el espíritu de un alumno que falleció ahorcado en su escuela. Al despertar, su espíritu tratará de descargar su ira contra ellos, en una secuela de hechos paranormales.

El 27 de mayo, la productora cinematográfica compartió en su canal de YouTube un avance de la película basada en el ‘Reto Charlie’. El anuncio generó la reacción de cientos de jóvenes en distintos países, a través de las redes sociales.

Guayaquil no fue la excepción. La subsecretaria de Educación, Valentina Rivadeneira, informó que ha recibido alertas de varios planteles. Estos casos, indicó, son tratados por los departamentos de Consejería Estudiantil, desde donde se organizan charlas para los jóvenes.

En colegios particulares, como el Colegio Politécnico, los profesores fueron capacitados para responder las inquietudes de los alumnos y orientarlos. En otros planteles, la estrategia incluye videos y explicaciones preparadas por psicólogos.

Para Ernesto Quevedo, psicólogo de la Universidad de Guayaquil, este fenómeno tiene que ver con las características psicológicas de los jóvenes, “que son más influenciables al darle una connotación sobrenatural a un hecho que seguramente tiene que ver con la física”.

El experto aconseja a los padres y maestros conversar con los jóvenes y darles respuestas claras y con criterio. “Si papá, mamá o un maestro dicen: no hagas esto, el chico lo hará con más énfasis. Lo prohibido para el adolescente genera un efecto contrario. Los padres y maestros tienen que dar una explicación más científica de un fenómeno que es físico, que se produce con el más mínimo movimiento, con la respiración”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (162)
No (40)