28 de diciembre de 2015 00:00

¿Un vaso de cerveza al día podría reducir el riesgo de fallas cardíacas?

Miguel Molina (a la izquierda) toma un vaso de cerveza, en La Reserva, donde ser comercializan cervezas artesanales, con diferente contenido de alcohol. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Miguel Molina (a la izquierda) toma un vaso de cerveza, en La Reserva, donde ser comercializan cervezas artesanales, con diferente contenido de alcohol. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 37
Paola Gavilanes

¿Tomar cerveza es bueno o malo para la salud? La Organización Mundial de la Salud aborda ese tema con ‘pinzas’ y se limita a decir que el consumo frecuente y en exceso de alcohol es perjudicial para la salud.

Nuevos estudios científicos, sin embargo, afirman que el consumo moderado podría reducir el riesgo de contraer fallas cardíacas. Uno de ellos es el publicado por la European Society of Cardiology y del que hace eco el cardiólogo ecuatoriano Christian Andrade.

En ese estudio se asegura que el consumo de hasta siete bebidas –un vaso por día- reduce la posibilidad de desarrollar insuficiencia cardíaca; se habla de un 20% en hombres y de un 16% en las mujeres.

El vaso, según Andrade, equivale a 12 onzas, es decir a los 330 cm cúbicos que contiene una botella pequeña de cerveza.
Andrade aclara, además, que no es la cerveza la que otorga ese beneficio, es el etanol (alcohol etílico presente en las bebidas alcohólicas) el que tiene la posibilidad de reducir enfermedades cardiovasculares provocadas por inflamaciones crónicas y vasodilataciones.

El etanol, en pocas cantidades, también reduce los niveles de fibrinógeno y la agregación plaquetaria, factores que están involucrados en la formación de coágulos.

El estudio al que se refiere Andrade hizo un seguimiento a
14 629 personas, las mismas que fueron divididas en seis grupos: abstemios, exbebedores, personas que bebían hasta siete vasos a la semana, entre 7-14 vasos, entre 14-21 vasos y 21 o más vasos a la semana.

“Durante ese tiempo, 1 271 hombres y 1 237 mujeres desarrollaron insuficiencia cardíaca. La menor tasa se produjo entre las personas que tomaban hasta siete tragos por semana. La tasa más alta se observó entre los exbebedores”.

Según ese mismo estudio, 23 millones de personas en el mundo viven con insuficiencia cardíaca, condición por la cual el corazón tiene problemas para bombear la sangre.

En Ecuador, de acuerdo con datos publicados en Ecuadorencifras, en el 2013, 1 564 personas murieron por insuficiencia cardíaca. De ese grupo, 786 fueron hombres y 778 mujeres.

Jaime Vernaza, también cardiólogo, coincide con la explicación de Andrade. De allí que el whisky, el vino tinto y otras bebidas también formarían parte de la lista de licores que ayudan a prevenir problemas relacionados con el corazón.

En el caso de los licores con mayor contenido de etanol se recomiendan medidas más pequeñas. De vino tinto se sugieren 5 onzas (146 cm3), mientras que de whisky son 1,5.

“Varios estudios ya han demostrado que el etanol tiene efectos benéficos sobre el corazón, pero existe mucha controversia en cuanto al hábito de consumo”, dice Vernaza.

El grado de alcohol, precisamente, es uno de los problemas de la cerveza. “Como no es tan fuerte la gente ingiere más de la cuenta”, dice Andrade.

El porcentaje de etanol varía dependiendo del tipo de licor. El vino tinto contiene entre 10 y 14 grados de alcohol, mientras que una de las cervezas más consumidas entre los ecuatorianos tiene 4,2 grados.

Por esa razón, una empresa dedicada a la comercialización de la cerveza en el país lideró este año una campaña para que el consumo de su producto sea moderado y responsable.

El consumo frecuente y exceso causa un sinnúmero de enfermedades, entre ellas la miocardiopatía dilatada, que es el crecimiento del corazón. Producto de ese fenómeno se rompen las fibras elásticas, generando arritmias cardíacas.
Además, según Vernaza, el consumo indiscriminado afecta a otros órganos y tejidos. “Están el hígado, riñones, cerebro... Eleva los triglicéridos”.

Las bebidas alcohólicas en exceso también engordan, según la nutricionista Michelle Alvear. Por esa razón no se lo recomienda a aquellas personas que buscan mantener o bajar de peso. “Ni tampoco a aquellos que tienen problemas con el alcohol. Sería ilógico”.

“Por eso es que la Organización Mundial trata este tema con pinzas”, dijo Andrade.

Grado alcohólico
Depende de la marca y de su lugar de origen. Hay cervezas que tienen 3 grados y otras que alcanzan los 10 y 12 grados.

Medida
La recomendación depende del especialista, pero no puede pasar de un vaso. Jaime Vernaza sugiere consumir 12 onzas de cerveza al día. De vino tinto son 5 onzas.

Ingredientes
La cerveza, por lo general, se elabora con granos de cebada germinados. Otras contienen cereales como el trigo y arroz.

Lúpulo
Las cervezas son aromatizadas con esa planta, que es familia de las cannabáceas. Produce un efecto relajante en el consumidor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (1)