29 de enero de 2016 00:00

Ceremonias indígenas y mestizas se viven por el Pawkar Raymi

La ceremonia de entrega del bastón de mando es el acto central de la celebración del Pawkar Raymi. Foto: Cristina Márquez /EL COMERCIO

La ceremonia de entrega del bastón de mando es el acto central de la celebración del Pawkar Raymi. Foto: Cristina Márquez /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Cristina Márquez
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

Un círculo hecho con velas, pétalos de flores y frutas se trazó en el centro del teatro de la Casa de la Cultura en Chimborazo.

Así, entre música originaria y una ceremonia de agradecimiento, las autoridades de la novena edición de los Carnavales por la Vida de Chimborazo anunciaron que Renata Costales y Manuel Tenemaza presidirán las celebraciones, listas para este año.

Ellos fueron seleccionados por un comité que representan a sectores mestizo e indígena de la provincia para representar a los tradicionales la Mama Shalva y al Yaya Carnaval. Según la cosmovisión indígena, estos personajes son los guías espirituales y las máximas autoridades durante las fiestas.

“Su responsabilidad es velar por la armonía entre las dos culturas, para que haya paz y alegría en esta época sagrada”, dijo Ana María Guacho, una yachak de Chimborazo que presidió la ceremonia.

Renata Costales, tiene 42 años y trabaja como directora del Instituto Misael Acosta Solís, un centro educativo que promueve la medicina natural y la recuperación de la
sabiduría ancestral.

Ella fue elegida por el comité de fundadores de los Carnavales por la Vida para representar este año a la Mama Shalva, por su dedicación a la naturaleza.

Asimismo, Manuel Tenemaza fue elegido para representar al Yaya Carnaval por su trabajo dedicado a las comunidades indígenas de Chimborazo.

Él fundó el grupo ‘Los Chacareros’, junto con otros comuneros de su natal Guarguallá, ubicada en Guamote. Ellos se dedican a defender el páramo y la Pacha Mama.

Estos personajes también representan la dualidad entre lo masculino y lo femenino, que hace posible la fertilidad y la vida. Además, se escogen del pueblo mestizo e indígena, como un símbolo de unión entre ambas culturas.

El Carnaval mestizo, coincide con el festejo andino Pawkar Raymi (Fiesta del Florecimiento). En esta época, considerada sagrada, los indígenas le agradecen a la tierra y a todos los elementos de la naturaleza que intervinieron durante el crecimiento de las plantas y los frutos por el alimento, la cosecha y la abundancia.

“Cada año le agradecemos a la Pacha mama por la vida, porque al vivir ella, nos permite vivir a nosotros. En nuestra cultura este es un momento especial”, dijo Valeriana Anaguarqui, Mama Shalva 2015, en la ceremonia de proclamación de los nuevos personajes.

Las festividades por el florecimiento de la tierra se inician este domingo en Shobolpamba, una comunidad situada a 25 minutos de Riobamba. Allí ambos personajes recibirán los bastones de mando de manos de sus antecesores y un baño energético.

También, recibirán la vestimenta que utilizan las autoridades de los pueblos originarios. Manuel Pomaquero y Ana María Guacho, dos yachacs de la provincia, presidirán la ceremonia. El nuevo Yaya Carnaval recibirá un sombrero de lana de borrego, un poncho rojo, un pantalón blanco y un zamarro.

La Mama Shalva, recibirá un anaco negro, un camisón blanco con flores bordadas a mano, un rebozo rojo con una chakana (cruz andina), bordada en el extremo izquierdo, un tupulli plateado (broche), washcas y fajas hechas en telares por los artesanos de Cacha.

Esas prendas deberán lucirlas durante todos los eventos programados como parte de la agenda de los Carnavales por la Vida, en su décima edición. Ellos serán los encargados de presidir todos los actos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)