13 de September de 2013 22:05

Celos compulsivos son una forma de paranoia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La experta, adscrita al Hospital de Especialidades del Instituto en el estado, señaló que según estadísticas, la paranoia se encuentra presente entre el uno y 1.2% de la población en general, siendo profesionistas los más afectados.

Destacó que la aparición de la paranoia, por lo general es al término de la adolescencia, es decir, cuando el individuo llega a la etapa de adultez, con un ligero predominio en la población del sexo mascullino.

Resaltó que surge en pacientes adictos como un aspecto de comorbilidad, donde la expectativa a ser señalado o castigado por sus acciones genera miedo y, por consecuencia, ideas persecutorias típicas también de la paranoia.

La psiquiatra mencionó que la personalidad paranoica es un trastorno donde se ven involucrados sentimientos de sospecha, culpa y envidia, mismos que darán lugar a los llamados delirios, definidos como una interpretación errónea de la realidad basada en la negativa y la proyección.

Añadió que es un mecanismo de defensa donde el sujeto atribuirá ideas inaceptables para él en otra persona u objeto, los cuales pueden ser sólo afectivos o bien presentarse como alucinaciones, esto ya bajo un proceso psicótico.

Este trastorno puede estar presente en su forma más simple como un síntoma, activado por acciones cotidianas que desencadenan pensamientos de desconfianza, apuntó.

Indicó que los detonantes recurrentes de este tipo de eventos son muy comunes en ambientes laborales y familiares, así como en procesos de ruptura o pérdidas, donde se involucra la sospecha y el miedo al haber cambios en la rutina.

En este tenor, González Herrera enfatizó que las citadas ideas, si bien pueden trascurrir como normales, no deben estar presentes en la persona.

Al mismo tiempo, dentro de la paranoia se encuentran enmarcadas las ideaciones de daño y perjuicio, definidas como ideas que no están establecidas en el paciente y que son reactivas a lo cotidiano.

Con respeto a lo anterior, la especialista explicó que de haber un acumulo de estos síntomas se estaría hablando de un estado paranoide, hecho que puede dar pie a pseudo-alucinaciones, definidas como ideas estructuradas del paciente sobre un acto en específico pero sin estar presente una distorsión sensorial de la realidad.

Un referente en las pseudo-alucinaciones es el tipo de paciente "celotípico", es decir, con delirio de celos.

"En las parejas celotípicas es muy común que se diga: 'es que a lo mejor cuando salgo de la casa, mi esposa mete alguien ahí', lo cual ya es parte de un delirio, que un día se presentó como una idea y que al acumularse se hizo un pensamiento constante".

Quizá en un inicio, la persona se encontraba consciente de este juicio por lo que le desechaba; sin embargo, al hacerse constante se convirtió en un delirio el cual aceptó como una verdad, citó González Herrera.

En el extremo de esta enfermedad se encuentra el trastorno paranoico-esquizofrénico, caracterizado por la pérdida de la personalidad (despersonalización).

Aquí, inmerso en un estado psicótico, el sujeto carece de conciencia de su padecimiento, formulando un delirio en el que se mantiene establecido y que al mismo tiempo, por su incapacidad de discernir la realidad genera estados alterados de conciencia, dijo.

Refirió que si bien muchos de estos signos pueden transcurrir como situaciones normales, el perseverar en ellos acarrea graves consecuencias, ya que influyen en la capacidad funcional del paciente, por lo que recomienda hacer una introspección al detectar estas ideas, evitando se transformen en un delirio.

Aunado a lo anterior, la especialista dijo que otra evidencia de esta enfermedad es el transcurrir por periodos prolongados de tensión, ansiedad y depresión que si agregados a juicios recurrentes de daño o persecución están presentes, pueden evolucionar y afectar profundamente el estado mental del sujeto.

Mire también: más noticias de relaciones sentimentales

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)