28 de julio de 2015 09:35

ONG de Zimbabue acusa a estadounidense de haber matado al león Cecil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El hombre que mató al león Cecil, uno de los más famosos de Zimbabue, es un cazador de nacionalidad estadounidense que se llama Walter Palmer, denunció el martes 28 de julio  una organización de protección de los animales.

Walter Parmer, oriundo del estado de Minesota, pagó USD  50 000 para la organización del safari, indicó la organización ZCTF (Zimbabwe Conservation Task Force). Previamente, un comunicado de los parques nacionales de Zimbabue había anunciado que dos zimbabuenses sospechosos de matar a Cecil iban a ser juzgados.  

Los dos sospechosos serán juzgados este miércoles 29 de julio  por el tribunal de Victoria Falls acusados de "caza furtiva". Así lo señala  un comunicado de los parques nacionales publicado este martes.

"Theo Bronkhorst, un cazador profesional de la empresa Bushman Safari, es sospechoso de haber matado a un león macho en la granja de Antoinette, en la reserva de Gwayi, el 1 de julio de 2015", indica el comunicado. El cazador comparecerá junto con Honest Trymore Ndlovu, el propietario de la granja en la que el león habría sido abatido, y que habría dado su acuerdo.

Sin embargo, según la versión de ZCTF, Palmer y Theo Bronkhorst organizaron una cacería noctura y ataron un animal muerto a su vehículo para atraer a Cecil fuera del parque nacional. "Palmer lanzó una flecha contra Cecil, pero eso no lo mató. Lo localizaron 40 horas más tarde y lo mataron con un arma de fuego", sostuvo la organización.

Después de matarlo, los cazadores descubrieron que el león llevaba un collar de identificación y seguimiento que intentaron ocultar. Cecil, un león de 13 años, era la estrella del parque nacional de Hwange por su cabellera negra.

El permiso de caza de Bronkhorst ha sido suspendido "con efecto inmediato", precisa el comunicado de los parques nacionales, y añade que el trofeo del león ha sido confiscado. La policía busca también al hijo del presunto cazador, Zane Bronkhorst, sospechoso de haber participado en los hechos.

La familia Bronkhorst dirige desde 1992 'Bushman Safaris', una empresa especializada en la caza de leopardos en el norte de Zimbabue, según su página de Facebook.

Los medios locales indicaron que Cecil, un león de 13 años, fue decapitado y despedazado después de haber sido cazado. La caza sólo se autoriza en las reservas privadas, y según un sistema de cuotas, pero no en los parques nacionales como Hwange, o el de Kruger en Sudáfrica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)