9 de enero de 2015 18:31

Las casas conectadas, un miembro muy presente en la familia

El dispositivo LeakSmart detecta, en el caudal de agua, si hay fugas en  la tubería y luego envía mensajes a los teléfonos inteligentes de los dueños de casa. Foto: AFP

El dispositivo LeakSmart detecta, en el caudal de agua, si hay fugas en la tubería y luego envía mensajes a los teléfonos inteligentes de los dueños de casa. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia AFP

Los timbres escudriñan a los visitantes, la lavadora de ropa sabe si has llegado a casa y las luces se apagan cuando te vas a la cama: las casas del mañana son decididamente inteligentes y conectadas.

La tendencia en el Salón Internacional de artículos electrónicos (CES-2015) es que los antes mudos electrodomésticos sean bendecidos con un cerebro y el don de anticiparse a las necesidades de la gente.

La empresa estadounidense de aparatos domésticos Lowe construyó una casa modelo para hacer una demostración de su dispositivo Iris, que centraliza los mandos a distancia de las luces, los termostatos, los electrodomésticos y otros artilugios, todo a través de un teléfono inteligente.

Dispositivos como éste se utilizan para centralizar el uso de varias aplicaciones conectadas a la casa incluso desde fuera de ella, como es el caso de las cámaras de vigilancia u objetos que se conectan de forma inalámbrica a través de nuevas tecnologías como ZigBee o Z-Wave. Los objetos entonces pueden compartir la información a través de aplicaciones en teléfonos inteligentes o tabletas.

En la casa inteligente propuesta por Lowe, por ejemplo, los padres son notificados de la llegada de sus hijos, que tienen un pequeño chip en su llavero. Las persianas pueden subir y bajar con una orden a distancia y un sensor conectado al collar de un perro puede enviar una señal que abrirá la puerta tan pronto como el animal se acerque.

El gigante alemán Bosch no se queda atrás. En la feria electrónica que termina este viernes 9 de enero, mostró su versión de la casa inteligente, donde los objetos se comunican entre sí gracias a sensores y cámaras. Incluso se le puede dar una mirada al interior de la nevera mientras se hacen las compras, para no olvidarse de lo que hace falta.

De su lado Logbar, que tiene oficinas en Japón y en California, llamó la atención con su anillo Bluetooth que, cuando es llevado por el usuario, permite a la gente controlar sus teléfonos inteligentes a través de gestos. Esta empresa lanzará al mercado una aplicación que permitirá sincronizar este anillo con televisores con infrarrojo, luces, electrodomésticos y otros aparatos, para que todos sean controlables con un movimiento de la mano. "No necesitas tener un montón de mandos a distancia.

Todo lo que necesitas es un anillo", dijo a la AFP Momoko Matsuzaki, de Logbar. Google, que busca introducir al mercado el termostato inteligente Nest, tiene una cerradura inteligente que comienza a calentar o enfriar la casa cuando alguien llega, o que coloca el termostato en modo "fuera de casa", para ahorrar energía cuando alguien cierra la puerta.

"Las cosas que pasan mágicamente en tu casa ya no son cosas de ciencia ficción", dijo el cofundador de Nest Matt Rogers en un blog. De su lado, el gigante surcoreano Samsung anunció que pronto todos sus productos "estarán conectados", y que abrirá la plataforma para que todos los desarrolladores de software y fabricantes de equipos puedan usarla. La solución de Samsung podría ser una alternativa a la "guerra fragmentada" que se está librando en el terreno de los electrodomésticos inteligentes, según la describió Franck Gillett, analista de Forrester.

Permitir que las marcas rivales puedan "hablar" entre sí a través de un centro de control común sería un gran favor para los consumidores, quienes de lo contrario se verían obligados a elegir siempre objetos de la misma marca para que funcionen sincronizadamente. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)