10 de August de 2010 00:00

La capacitación de las madres es clave para la lactancia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Valentina no se desprende del pecho de su madre. Apenas tiene 10 días de nacida y la leche materna es su único alimento. El pasado jueves, mientras esperaba su turno en el Hospital Francisco de Ycaza Bustamante, de Guayaquil, Angélica Chancay escuchaba una charla informativa sobre las técnicas para aumentar la cantidad de leche. “Hay que comer un poco de todo más abundante, en especial líquidos. Y dar el seno al bebé las veces que quiera, así tendrá suficiente leche”, aconsejaba Ana Granizo, del Departamento de Educación para la Salud. La leche materna debe ser el único alimento en los 6 primeros meses. Desde el séptimo mes, la madre puede complementar su alimentación con papillas de frutas, verduras y cereales. Y seguir dando el seno hasta, por lo menos, los 2 años. Según cifras del programa Aliméntate Ecuador, del MIES, solo el 39% de las madres ecuatorianas cumple estas prácticas adecuadas de lactancia. En los pasillos de la Maternidad Mariana de Jesús, en el Suburbio, cientos de madres acuden a diario con sus niños en brazos. Ahí son capacitadas para mejorar su alimentación. Francisco Vargas, educador para la salud, explica que los seis primeros meses son cruciales debido a que en esa fase se produce el desarrollo sensorial, físico, intelectual, afectivo y cognitivo de los bebés. Y la leche materna es esencial para protegerlos de enfermedades infecciosas. Verduras, pescado, frutas son los alimentos que Vargas recomendó comer a Diana Nazareno, para aumentar la cantidad de leche para su hijo.Jaquelin Alcívar tiene una dieta similar y, además, complementa la alimentación de su niña de 4 meses con las papillas. “No se ha enfermando nunca gracias a la leche”, dice. El Programa Alimentario Nutricional Integral ha preparado a 129 952 madres en esta cultura de crianza, que para el 2011 se aplicará en todo el país como política de Estado. Actualmente atiende a 256 425 niñas y niños en 10 provincias. Isabel Guerra, coordinadora de Enfermería de la Maternidad Mariana de Jesús, explica que los cuidados para una buena lactancia se inician en el embarazo. La especialista da una receta sencilla por colores. Por ejemplo, los alimentos rojos son buenos para el corazón, los amarillos para el estómago, los verdes para el hígado, los blancos ayudan a los pulmones y los morados fortalecen los riñones. La lactancia natural, además, contribuye a la salud de la madre. Ayuda a espaciar los embarazos y disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario. Oswaldo Andrade, jefe de Banco de Leche Humana de la Maternidad, afirma que la leche materna es la mejor forma de reducir la desnutrición a temprana edad. No obstante, por la falta de nutrientes, muchas madres no pueden dar de lactar. Por ello, en la maternidad cuentan con 2 500 litros de leche para casos especiales. En la subregión andina, uno de cada cinco niños sufre desnutrición crónica entre los cero y 5 años de edad. Esto según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Programa Mundial de Alimentos. En Ecuador, la tasa de desnutrición es de un 26%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)