11 de May de 2010 00:00

El cáncer de próstata afecta a 49 de cada 100 000 habitantes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

Hace tres años, Jaime Vélez se asustó al enterarse de que tenía cáncer de próstata. El urólogo le confirmó el diagnóstico. “Me hicieron un examen de sangre (antígeno prostático)”.

Los especialistas de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca) en Quito decidieron aplicarle un tratamiento, para evitar una intervención quirúrgica.

“Tomaba pastillas y me inyectaban. Cada inyección costaba USD 990 y cada pastilla, USD 10”, confiesa el hombre de 79 años. El tratamiento se prolongó por un año y medio.

Este tipo de cáncer se debe a una proliferación de células malignas que crecen sin control en la próstata. “No se ha definido una causa principal del cáncer de próstata”, afirma José Gaibor, urólogo del Hospital de Solca.

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino. Se localiza debajo de la vejiga. Es del tamaño de una nuez. Y su función es producir líquido prostático (principal componente del semen. Este emite sustancias para preservar los espermatozoides).

¿Cuáles son la causas del cáncer de próstata? No existe una en particular, porque se atribuye a varios elementos. “Factores de dieta, edad, raza, alteraciones cromosómicas y hormonales”, precisa el especialista de Solca.

Este tipo de cáncer afecta más a mayores de 65 años, debido a los cambios hormonales. Ese fue el caso de Jorge Pérez.”Me operaron hace seis años. Tenía un tumor maligno y me lo extirparon”, aclara el jubilado de 69 años.

Pérez no tenía síntomas. Solo un leve dolor en la ingle y ganas de orinar con mucha frecuencia. El 60% de los pacientes que tienen cáncer de próstata no presenta síntomas. Por ello el varón, a partir de los 45 años, debe realizarse un chequeo prostático anual.

Y Gaibor da una recomendación: mientras más temprano se detecta, el tratamiento puede ser más efectivo.

“Me chequeo cada tres o cuatro meses, según lo que me dice el doctor”, dice Pérez. Él señala que aprendió a convivir con el cáncer y no tiene mayores complicaciones. “Es una decisión de Dios. Hay que afrontarla con valentía”, precisa el hombre que reside en la Loma de Puengasí, en Quito.

Si un paciente con cáncer de próstata no se trata a tiempo puede degenerar en obstrucción urinaria, dolor de los huesos, pérdida de peso y debilidad. “El cáncer no se puede prevenir”.

Según el Registro Nacional de Tumores de Solca, en el 2005 se detectaron 268 casos de cáncer de próstata en Quito. De esa cifra, el 44% estuvo en una etapa inicial y el 56% en fases avanzadas.

Dentro de los países que llevan un registro de casos de cáncer de próstata , Ecuador ocupa el puesto 32 de incidencia de esta patología a escala latinoamericana, según el volumen ‘Incidencia del cáncer en cinco continentes’, publicado en el 2007. La tasa de incidencia es de 49 por cada 100 000 habitantes.

En EE.UU., la lista de enfermos con este cáncer se engrosa con 300 000 casos cada año. Este país ocupa el primer lugar en cuanto a la incidencia de este mal.

En tanto, Vélez dice que su nuevo chequeo será en noviembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)