25 de septiembre de 2015 00:00

El legado de los cañaris se plasma en los murales

Cañar

Las autoridades de Cañar admiraron las obras pictóricas. Foto: Cortesía Muncipio de Cañar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Jackeline Beltrán
(F-Contenido Intercultural)

El espíritu de las culturas ancestrales de Cañar quedó impregnado en murales que decoran los espacios públicos de ese cantón. Se escogieron paisajes rurales, personajes míticos y escenas cotidianas.

Esta propuesta es parte de un proyecto de formación en artes plásticas que impulsó la Dirección de Cultura del Municipio de Cuenca y que refleja las costumbres de las etnias de esta región del país. El objetivo es difundir el legado cañari.

En agosto pasado, un equipo de capacitadores en arte recorrió las parroquias rurales como Gualleturo, Ducur e Ingapirca y el centro cantonal.

Un total de 70 niños, jóvenes y adultos aprendieron técnicas de dibujo y pintura mural. Ellos pusieron en práctica en los trabajos que se pueden ver en los espacios públicos de esas parroquias. En la capacitación participaron los estudiantes de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad de Cuenca.

El objetivo de este proyecto fue fusionar el arte y la cosmovisión andina para revalorizar la identidad cultural de Cañar, sobre todo en los niños y jóvenes, señaló el alcalde del cantón, Belisario Chimborazo. “El conocimiento ancestral de nuestro pueblo está reflejado en esas obras”.

A más de la formación artística hubo un espacio para reflexionar sobre el entorno cultural y el estilo de vida de los pueblos. La idea es que los niños y jóvenes aprendan a rescatar las costumbres y elementos propios de sus zonas, dijo el técnico de Patrimonio e Investigación del Municipio, Armando Ordóñez.

En la parroquia Ingapirca se pintaron murales que reflejan el modo de vida de las etnias indígenas de Sisid y Huayrapungo.
También hay pinturas del paisaje antiguo de las ruinas de Ingapirca e imágenes de personajes como el carnavalero y el rukuyaya. Este último es un ser mítico que acompaña las celebraciones.

En el centro de la parroquia Gualleturo, en cambio, se plasmaron imágenes más cotidianas como el trapiche, que es la máquina artesanal que se usa para obtener alcohol de la caña de azúcar. Además, hay una representación de la yunta, que es tradicional en la zona.

En Ducur se recrearon las representaciones relacionadas a la cultura y la educación y en la ciudad de Cañar se pintaron temas infantiles. Este proceso implica la creación de espacios para el rescate de valores sociales y culturales autóctonos, con actividades de tipo formativo- recreativo, a través de la creación y capacitación de grupos en artes plásticas. “Nuestra meta es incrementar el desarrollo cultural en nuestro cantón, declarado capital Arqueológica y Cultural del Ecuador”, dijo Ordóñez.

Los murales son parte del proyecto Arte Cultural en lugares turísticos, que busca impulsar las artes plásticas. La propuesta es capacitar en varias técnicas como grafiti, mosaicos, retratos, tótems, máscaras ancestrales y reconstrucción facial. El Municipio abrió la convocatoria para que se involucren en ese proceso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)