31 de agosto de 2017 15:21

Campanas de Quito sonarán para rescatar el patrimonio inmaterial

Este sábado 2 de septiembre de 2017 tendrá lugar en Quito el Paseo de la Escucha, Diálogo de Campanas que contará con la dirección del músico español Llorenç Barber. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Este sábado 2 de septiembre de 2017 tendrá lugar en Quito el Paseo de la Escucha, Diálogo de Campanas que contará con la dirección del músico español Llorenç Barber. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Andrés García

Llorenç Barber pudo ser testigo del cambio del Centro Histórico de Quito en los últimos 15 años. El músico español, considerado como el pionero en la concepción del arte sonoro en su tierra natal, conoce muy bien los templos y campanarios del corazón de Quito. Es por eso que a su cargo estará la dirección general del denominado Paseo de la Escucha, Diálogo de Campanas.

Este evento se desarrollará el sábado 2 de septiembre, a partir de las 19:45, y permitirá a los ciudadanos conocer más del patrimonio inmaterial de la ciudad, a través de los sonidos de las campanas de las iglesias de Santo Domingo, San Agustín, Santa Bárbara, El Carmen Bajo y Santa Catalina. La programación se enmarca en los festejos por la conmemoración de la declaratoria de Quito como Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La mañana de este jueves 31 de agosto de 2017 el maestro Barber recorrió el campanario de la iglesia de San Agustín. Ahí contó que 30 músicos de la orquesta de Instrumentos Andinos colaborarán en el recital, que busca rescatar el papel fundamental que desempeñaron las campanas a lo largo de la historia de la ciudad.

“La parte sonora es muy importante. Lastimosamente, las campanas quedaron reducidas a dar señales de rosario y de misa”, afirma. Muchas de las campanas que se repicarán, fueron restauradas por el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), con el apoyo de la Cooperación Española.


El recorrido se iniciará en los exteriores del IMP, ubicado en las calles García Moreno y Manabí. Enseguida, los quiteños podrán sentir las reverberaciones de las campanas de la iglesia de Santa Bárbara, para luego trasladarse hasta el templo del Carmen Bajo.

La ruta continuará en el convento San Agustín, luego en la iglesia de Santa Catalina y el paseo culminará en la plaza de Santo Domingo. Ahí, según Barber, se encuentra una de las campanas más grandes que se usarán.

La idea, a criterio del académico español, es que la comunidad se apropie de las campanas y conozca el patrimonio sonoro de la ciudad. “Nos queda la misión de recuperar las campanas. Se las debe llenar de sentido. No solo para celebraciones religiosas, sino para reivindicaciones de la sociedad o cualquier mensaje que la comunidad considere importante”, dice, mientras observa una matraca antigua ubicada en el campanario agustino.

Barber cree que las campanas se tienen que hacer eco, como históricamente se hizo. Con esa apreciación concuerda Ignacio Garrido, primer Secretario de la Embajada de España. El diplomático contó que su embajada apoyó la participación de Barber, ya que no solo es necesario rehabilitar el patrimonio material, sino recuperar las tradiciones inmateriales que están más difusas.

Garrido recordó que la Cooperación Española ha apoyado en la rehabilitación del Centro Histórico desde 1987. Es por eso que para el próximo año, cuando se conmemoren 40 años de la Declaratoria de Quito como Patrimonio de la Humanidad, se planea desarrollar un concierto más grande, que abarque a todo el corazón de la capital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)