9 de December de 2014 21:19

Se inició la fase decisiva frente al cambio climático

Ayer (9 de diciembre) empezaron las reuniones de alto nivel de la Cumbre Climática, en Lima. Foto: Ana María Carvajal/ El Comercio

Ayer (9 de diciembre) empezaron las reuniones de alto nivel de la Cumbre Climática, en Lima. Foto: Ana María Carvajal/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana María Carvajal

La fase de reuniones de alto nivel de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 20, se inició ayer (9 de diciembre) en Lima.

En esta etapa empiezan a delinearse los textos definitivos para un acuerdo previo que permita firmar uno definitivo en la COP 21 en París, en el 2015, y que reemplazará lo que contiene el tratado de Kioto, sobre calentamiento global y emisión de gases de efecto invernadero. Pero, ¿cómo se llegará a esos acuerdos?

La expectativa general es avanzar lo más posible en definiciones respecto de aspectos fundamentales como las acciones de mitigación, de adaptación y el financiamiento necesario para lograrlo.

El Fondo Verde para el Clima es uno de los puntos más importantes. Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, informó que se ha logrado un compromiso por USD 10 millones para este Fondo, que debe nutrirse de aportes económicos para llegar a los 100 millones, en el 2020.

Josefina Brana es una de las observadoras de World Wild­life Fund for Nature, WWF, y ve con optimismo el que se haya llegado a ese monto y que se esté considerando que el 50% del Fondo sea destinado a acciones de adaptación.

Esta es una buena noticia, sobre todo para países isleños, en los que la mitigación no es suficiente, porque ya sufren los efectos del calentamiento ­global y el incremento del nivel del mar, por ejemplo.

Pero se necesitan ajustes, a criterio de la observadora centroamericana Tania Guillén. Ella argumenta que hay un listado de países que son la prioridad en el caso de ayudas económicas, por su nivel de desarrollo, pero en el caso de Centroamérica, únicamente consta Haití. Sin embargo, todas las islas y países de la región están en riesgo, por su ubicación geográfica y por los fenómenos naturales a los que están expuestos.

En programas como el de Reducción de Emisiones de Carbono por Deforestación y Degradación, en el que intervienen más de 70 países. Las negociaciones avanzaron antes de que se iniciara la COP, según Brana, pero en estos días surgieron desacuerdos. Ella considera que estas trabas se dan porque las discusiones entran a puntos muy específicos.

Se siguen reglas y metodologías para avanzar en las conversaciones y aunque se muestre voluntad por concretarlos, los roces surgen cuando cada país debe explicar las políticas frontera adentro. “Esos son temas de soberanía nacional y se habla de autodeterminación. Entonces los países en desarrollo consideran que no hay derecho de que otros países intervengan en política interna. Eso afectó las negociaciones”.

Otra dificultad es que las decisiones se toman vía consenso. Es muy difícil que grupos numerosos puedan estar totalmente de acuerdo en todos los puntos tratados en cada área.

La ministra del Ambiente del Ecuador, Lorena Tapia, también participa de estos procesos. Para ella, este tipo de dificultades obedece a una práctica que considera común. “Aquí venimos a hacer efectivos los compromisos, pero los países desarrollados tienden a bloquear el cumplimiento y quieren volver aspectos obligatorios y vinculantes, voluntarios”.

Por eso considera que se discuten aspectos que no deben ser tratados en reuniones como la COP, en donde debería haber una hoja de ruta clara que se enfoque a establecer compromisos y acatarlos.

El reto mundial, en cuanto a cambio climático, es evitar que la temperatura sobrepase el límite de 2° de calentamiento y, para Ki-moon, aún esto es posible, si existe un real compromiso por cumplirlo.

El más alto representante de la ONU encabeza esta etapa política de la COP, y pidió a los países miembros colaborar para que al finalizar esta cumbre se cuente con un texto coherente y equilibrado que permita cerrar con éxito la reunión en Lima.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)